Las lágrimas de un minero





Mientras el gobernador Miguel Saiz se abrazaba con los empresarios chinos y el intendente local, Nelson Iribarren, festejando el punto final de una serie de largas tramitaciones, se llenaban de lágrimas los ojos de los viejos mineros que asistían «al acto que ya no creíamos que volveríamos a ver».

«Es un momento muy fuerte, entre 1978 y 1992 pasé en el interior de la mina la mayor parte del día y me dolía profundamente el estado de abandono que hasta hoy tenía todo esto» dijo Julio Hernando, de 62 años, quien fuera jefe de turno de operaciones de la mina.

También fue emotivo el reconocimiento que la empresa Hiparsa realizó al ingeniero en minas Francisco García Astorga, por su labor en la empresa. Este ingeniero ha logrado con los años ser la persona que mas conoce de los secretos de la mina y ahora continuará trabajando en la nueva empresa.

Nota asociada: Sierra Grande vuelve a tener la mina de hierro más grande de Sudamérica  

Nota asociada: Sierra Grande vuelve a tener la mina de hierro más grande de Sudamérica  


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Las lágrimas de un minero