Las PASO zanjan internas y movilizan al MPN en Neuquén

Unas 526.441 personas están habilitadas para votar en toda la provincia. Las listas en competencia son 13, con tres partidos que llevarán más de una boleta al cuarto oscuro. El oficialismo provincial, ante la posibilidad de un voto que premie o castigue su gestión.

Las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) que se realizarán hoy en todo el país ofrecerán al electorado de Neuquén un menú amplio, de izquierda a derecha, para definir los nombres que competirán por tres bancas del Congreso Nacional en noviembre. Las listas disponibles en el cuarto oscuro serán 13, en representación de ocho partidos y alianzas.

Esta elección, además de “filtrar” aquellas agrupaciones que no alcancen el piso de 1,5% para llegar a la general, resolverá disputas internas de tres espacios políticos: el Movimiento Popular Neuquino, el Frente de Todos y el FIT Unidad. Los primeros pondrán a consideración tres listas, mientras que el frente de izquierda tendrá dos. Cambia Neuquén, la Coalición Cívica ARI, el Partido Socialista, Libres del Sur y el Movimiento al Socialismo, en cambio, llevarán nóminas de consenso.

Los neuquinos en condiciones de votar hoy son 526.441, un 34% más que en 2019, cuando se disputó la última PASO. Habrá 1.590 mesas distribuidas en 322 escuelas de toda la provincia, un número mayor al de otros años por la necesidad de reducir la circulación de personas en los establecimientos. En la mayoría habrá entre cinco y siete mesas, cuando en otros comicios el máximo era de diez.

Es que la pandemia añadirá un condimento particular a la cita electoral con protocolos sanitarios que deberán cumplirse para evitar la transmisión del covid-19. Habrá que ir, en lo posible, sin compañía, hacer fila en espacios abiertos, usar tapabocas, llevar lapicera propia para firmar el padrón y evitar cerrar los sobres con saliva. Son requisitos sencillos para garantizar la participación de la mayor cantidad de personas con el menor riesgo posible.

Neuquén llega a estos comicios con un 95% de la población mayor de 18 años vacunada con al menos una dosis contra el virus y un 65% que ya pudo completar su esquema. Según anticipó el gobernador Omar Gutiérrez, hoy continuará el operativo de aplicación de las dosis en paralelo a la elección.

La campaña en la provincia fue de poco despliegue y escaso debate entre candidatos. El principal cruce lo protagonizó el Frente de Todos con el MPN por la discusión en torno a la ley de promoción hidrocarburífera, aunque los intercambios fueron más entre funcionarios que entre los integrantes de las listas.

Las visitas de referentes de Buenos Aires fueron, la mayoría, promovidas por el sector macrista. Solo un ministro nacional arribó a Neuquén, el titular de Turismo y Deportes, Matías Lammens.

Fue en respaldo de la precandidata de la lista Celeste y Blanca del Frente de Todos, la secretaria de Gobierno de Centenario, Tanya Bertoldi, quien deberá competir hoy contra la Eva Perón de Asunción Miras Trabalón y la Neuquén de Todos de Fabián Ungar.

A la interna del kirchnerismo se sumará la del FIT Unidad que enfrentará a la lista del ceramista Raúl Godoy con la de Priscila Ottón. Por último, estará la del MPN que amenaza con concitar el mayor interés: la Azul oficialista que lidera María Eugenia Ferraresso, actual secretaria de Cámara de la Legislatura, competirá contra la F del exvicegobernador Rolando Figueroa y la B de Hugo Rauque.

El Correo Argentino es el encargado de distribuir las urnas y los materiales. Foto: archivo.

El resto de las agrupaciones solo deberá presentarse a la elección para conseguir los votos que las lleven a la general del 14 de noviembre. Cambia Neuquén, la alianza que resultó del quiebre de Juntos por el Cambio, llevará al empresario frutícola Pablo Cervi como representante del PRO, la Unión Cívica Radical y Nuevo Compromiso Neuquino. En cambio, la Coalición Cívica ARI, que quedó afuera del armado, encabezará su lista con el conductor radial Carlos Eguía.

Libres del Sur presentó una nómina sin sorpresas con el exdiputado Jesús Escobar como primer precandidato. En cuanto al resto de los sectores de izquierda, habrá una lista del Movimiento al Socialismo encabezada por Lucas Ruiz y otra del Partido Socialista que lleva a Sandra Ferrero.

Si la participación hoy fuera cercana al 80%, el promedio en condiciones “normales” para la provincia, los partidos y alianzas deberían obtener alrededor de 6.000 votos (el 1,5% de los válidos emitidos) para llegar a la elección general. En caso de que la asistencia a las urnas sea menor, bastará un número aún más reducido para atravesar la instancia de las PASO.

Las escuelas se abrirán hoy a las 8 en todo el territorio y permanecerán disponibles hasta las 18 para emitir el sufragio. Desde el ministerio del Interior de la Nación ya advirtieron que el horario para conocer los primeros resultados provisorios será a las 23 en función de tener una “carga equitativa y significativa” de todo el país.

La demora se espera por los protocolos sanitarios que deberán implementarse en esta elección, la mayor cantidad de establecimientos participantes y la multiplicidad de listas que habrá en todos los distritos.

El factor Figueroa: ¿reválida o castigo para Gutiérrez?


De las tres internas que se disputarán en Neuquén en la elección de hoy, sin dudas la que se llevará toda la atención será la del Movimiento Popular Neuquino. El partido pone a consideración del electorado tres listas, aunque son dos las que prometen la disputa cuerpo a cuerpo: la Azul de María Eugenia Ferraresso, y la F de Rolando Figueroa.

Si acaso una elección de medio término supone una instancia para ratificar el rumbo o castigar al gobierno de Alberto Fernández, podría decirse que puede funcionar de manera similar para la gestión de Omar Gutiérrez.

El hecho de que su principal rival en la interna asome como quien busca disputar un nuevo liderazgo en el partido y aún competir en la elección de gobernador de 2023 ubica la elección en otro terreno. Que su compañera de fórmula, la médica Luciana Ortiz Luna, sea una de las principales críticas de la gestión de la pandemia en Neuquén y una exfuncionaria removida por Gutiérrez, también puede contribuir a que el electorado encuentre en ese espacio un voto “castigo” si está disconforme con el gobierno.

En el sector Azul, en cambio, buscan salir de ese escenario y dejar en claro que la competencia este año es por bancas en el Congreso Nacional.

Si bien la campaña tuvo pocos cruces públicos, casi ninguno de forma directa, sí fue de competencia aguerrida hacia adentro: disputa por los territorios a visitar, promesas superpuestas y una alta interpelación al sector estatal y, más aún, a los afiliados para buscar lealtad o rebeldía.

En esta interna también será clave el nivel de participación sobre el resultado: en la única donde se impuso la oposición, con Guillermo Pereyra en el 2013, fue récord.

El FDT en Neuquén también tendrá su interna en estas PASO. Foto Oscar Livera.

La asistencia a las urnas, la gran pregunta de la campaña


El impacto que tendrá la pandemia y sus derivados sobre el humor social para asistir a las urnas es la pregunta que se hacen todos los partidos y alianzas políticas que competirán hoy en las PASO.

Neuquén tiene una tradición de buena participación en la instancia de primarias y aún mejor en las generales. Sin embargo, la exigencia de mayores protocolos, algún temor por la posible aglomeración que pueda haber en las escuelas o bien una campaña que no haya entusiasmado lo suficiente son factores que podrían revertir esa tendencia.

La incógnita se revelará hoy después de las 18, cuando las autoridades de mesa revisen sus padrones y detecten la cantidad de firmas que sumó cada uno.

Como publicó este diario días atrás, el promedio de participación en las primarias siempre rondó el 80% en la provincia, a diferencia de lo que ocurre a nivel nacional o aún en la vecina Río Negro.

En las de 2017, la más adecuada para comparar con la actual por ser igual la categoría en disputa, la asistencia a las urnas llegó al 79,28%. En las de 2013, que también fueron solo para cargos legislativos, el número fue aún más elevado, de 81,44%.

Mayor participación del electorado siempre redunda en menos peso para los “aparatos” oficialistas y sus votos cautivos, además de servir como indicador del nivel de involucramiento para con los procesos democráticos que propone el sistema.

Los resultados de 2017


Participación: fue del 79,28% del padrón en Neuquén. A nivel nacional fue menor, 72,37%.

Votos afirmativos: 361.873 personas optaron por alguna de las diez listas que se presentaron en las PASO.

Votos en blanco: hubo 4.481, un 1,16% del total emitidos.

Votos nulos: fueron 20.779, el 5,37% de los sufragios totales.

Ganadores: Cambiemos fue la alianza que se ubicó en primer lugar con el 25%, equivalente a 89.971 votos.

Segundo puesto: el MPN sumó el 22% entre sus dos listas, unos 81.821 votos.

Tercer puesto: Unidad Ciudadana llegó al 18% con 64.937 votos. Muy cerca se ubicó el Frente Neuquino con 64.817 y similar porcentaje. La división del peronismo en esa elección explicó el triunfo del macrismo en el 2017.


Comentarios


Las PASO zanjan internas y movilizan al MPN en Neuquén