Las tasas aumentan un 30% pero podrían escalar más

Todavía no se define la suba real de la tasa por Servicios Retribuidos ya que está atada a la valuación fiscal de la provincia.



#

Diego Quintana, titular de Hacienda.(Foto: Archivo )

Las tasas aumentan un 30% pero podrían escalar más

El nuevo esquema tributario de Bariloche no introduce cambios en las tasas principales y sólo prevé aumentos empujados por los precios y la inflación.

El presupuesto de ingresos para el año próximo que calculó el gobierno establece un aumento general del 30%, que estará por debajo del índice inflacionario del año en curso, pero algo por encima del alza de precios que estimó el gobierno nacional para 2019, fijada en el 23%.

El secretario de Hacienda, Diego Quintana, dijo que en la tasa más sensible al bolsillo de los contribuyentes (la de Servicios municipales) el aumento todavía no está determinado porque “la fórmula polinómica se mantiene sin cambios y la variación estará dada por el nuevo precio fiscal de los inmuebles, que lo determina la provincia y estará recién en los primeros días de diciembre”.

Te puede interesar: El gobierno defendió como “razonable” el presupuesto 2019

Un estimado previo señala que esa suba rondará en promedio el 27%, aunque habrá casos puntuales con un incremento mayor.

El Concejo iniciará el análisis de los proyectos, incluida la convocatoria a una audiencia pública. El objetivo es aprobarlos en tándem con el presupuesto 2019, antes del 1 de enero.

Aunque no tendrán influencia importante en el ingreso total, el gobierno introdujo varios cambios destinados a corregir inconsistencias, estimular algunas actividades económicas y desalentar otras.

Por ejemplo, una de las consignas (derivadas de la política urbanística) es promover el cambio de uso en algunos inmuebles céntricos destinados a actividades comerciales que el municipio pretende orientar hacia la periferia, como las concesionarias de autos y los corralones.

Quintana explicó que para estos últimos ya existía un gravamen extra del 70% para las habilitaciones comerciales nuevas, en zona céntrica, y ahora regirá también un 40% adicional para las renovaciones. Aclaró que el criterio no es prohibir sino desestimular.

Señaló que esas medidas “no tienen un espíritu recaudatorio” y que a futuro está pensado compensarlas, por caso, con un beneficio fiscal para quienes se radiquen en el polo industrial y tecnológico.

Otra modificación que el funcionario ya había adelantado se aplicará sobre el impuesto a los inmuebles libres de mejoras. A los baldíos, que estaban incluidos en esa categoría, se agregaron las propiedades en el microcentro que tienen estructuras o construcciones ociosas. Se les imponía un gravamen equivalente al 1% de la valuación fiscal y como no se logró que los dueños los pongan en uso, la decisión es aumentarlas al 2%.

“También reforzamos en el proyecto el concepto de dirección fiscal electrónica -señaló Quintana-, se establecen mejor los derechos específicos por el uso de espacios públicos, por ejemplo para ferias y se crea una tasa de protección ciudadana, destinada a sostener el sistema de video cámaras”.

Este último tributo estará adosado a la tasa de Servicios y se cobrará en montos fijos. Según las zonas, podrá variar entre los 25 y los 95 pesos mensuales. El propósito del municipio es recaudar unos 2 millones de pesos en el año.


Comentarios


Las tasas aumentan un 30% pero podrían escalar más