Las vecinales juegan la intendencia de Neuquén

Finalizó, tras un año y medio, la elección de autoridades barriales. Son 48 presidentes de comisiones en toda la ciudad. Muchos de ellos identificados con partidos políticos, principalmente el MPN.



En casi la mitad de las comisiones no hubo votación porque se presentaron listas únicas.  Foto: Florencia Salto.

En casi la mitad de las comisiones no hubo votación porque se presentaron listas únicas. Foto: Florencia Salto.

Las elecciones que se realizaron ayer, en tres comisiones vecinales de Neuquén, cerraron un proceso que comenzó el año pasado y que creó un mapa de enlace directo para los candidatos que se disputarán la intendencia capitalina el 22 de septiembre. La participación vecinal vuelve a intensificarse con el año electoral.

Las conducciones de las comisiones vecinales reflejan cierta permanencia en el tiempo. Según el concejal del MPN e integrante de la Junta Electoral, Marcelo Marchetti, alrededor del 40% no ha tenido elecciones porque se presentaron listas únicas. Además, 16 de los 48 presidentes se mantuvieron en su puesto, como Claudio, el hermano del concejal, que está al frente de Gregorio Alvárez.

Otro de los puntos salientes es el regreso de una “vieja guardia del vecinalismo”, dijo Marchetti, formada por quienes fueron presidentes anteriormente, dejaron de presentarse y ahora volvieron a hacerlo.
El concejal aclaró que aún deben seguir trabajando en la participación vecinal, no solo para el momento de los comicios, y resaltó que el mayor logro de la Junta fue frenar la injerencia de los partidos, aunque, reconoció que “la pata política interviene”.

Parece ser que será una de las estrategias fuertes que tendrá el MPN con la intención de arrebatarle la ciudad a Cambiemos. Dos aspectos de las elecciones provinciales respaldan esta estrategia: el modelo de Ramón Rioseco vinculando los resultados en Cutral Co a su territorialidad y la victoria de Omar Gutiérrez en todas las escuelas de la capital.

Desde los barrios se cuenta que el emepenismo trabaja alianzas desde antes de que se oficializara la candidatura de Mariano Gaido. Ahora, sus cuentas en las redes sociales lo muestran en reuniones con referentes barriales y compartiendo actividades de las comisiones.

Un ejemplo es el de “Fredy” Aguilera, presidente de la vecinal de Huiliches con quien compartió el Día Del Juego, o Luis Forestier de La Sirena, con quien festejó el aniversario del barrio.

También hay referentes que abiertamente manifiestan ser del MPN, como Emiliano Sayago del Área Centro Este, quien llegó a la presidencia con una lista variopinta entre afiliados a Cambiemos, el PJ y la UCR.

Río Grande, acéfala desde el fin de mandato de Alvarito Quintana, espera elecciones. Con el Paseo de la Costa es una de las que más obras recibe.

No faltan las “cercanías”, que se manifiestan en las inauguraciones de canchas de fútbol y a las que Gaido llega de la mano de Gutiérrez. Esto pasó en Colonia Nueva Esperanza, donde preside Everardo Urrutia, cuyo hermano, Adrián, encabeza una de las colectoras del MPN: el Movimiento de Igualdad Ciudadana (MIC). Algo similar ocurrió en el Z1, el barrio del MTD, donde el candidato fue a jugar el partido inaugural enfundado en el estricto rojo que caracteriza a los integrantes de la agrupación.

En total, unos 10 presidentes de vecinales harán campaña abiertamente por el MPN, aunque las reuniones de Gaido demuestran que la apuesta es extender esta red.

El candidato del oficialismo capitalino y secretario de Coordinación del Municipio, Marcelo Bermúdez, optó por su versión del timbreo yendo a buscar a los vecinos puerta a puerta.

Bajo el nombre de “Somos Neuquén”, una estrategia para no incluir la palabra Cambiemos y a la vez disputar la tan preciada neuquinidad al MPN, el contador se muestra en las veredas y cocinas, de a un barrio por día.

Una estrategia compartida, tengan o no representantes

Marcelo Bermúdez, el candidato del oficialismo municipal, no cuenta con un apoyo mayoritario de las vecinales pero no es algo que pueda afectar su estrategia. Sus compañeros en las fotos no son presidentes de comisiones, sino vecinos que contaron que días antes a la llegada del candidato, pasaron a preguntarles a si querían recibirlo o transmitirle alguna inquietud.

A falta de comisiones vecinales, la otra estrategia a recurrir son las organizaciones barriales, que no dependen de elecciones y se mueven como una fuerza en sí misma. Libres del Sur, que hasta el momento lleva de candidata a Mercedes Lamarca, trabaja con Barrios de Pie, la agrupación que más merenderos desplegó en la ciudad y con la que impulsó iniciativas como la emergencia alimentaria.

A los mismos canales apelaríael concejal Marcelo Zúñiga, candidato de Unidad Ciudadana, tanto con la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) como con Somos Barrio de Pie, grupo que siguió a Victoria Donda luego de su ruptura con Humberto Tumini.

En el caso del Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT), el Polo Obrero es su organización barrial emblema, pero la candidata Angélica Lagunas también puede recurrir a los vínculos que hizo en su camino como dirigenta docente.


Comentarios


Las vecinales juegan la intendencia de Neuquén