Lavagna cerró su visita a Washington sin grandes avances con el FMI

Los organismos de crédito reclaman la reapertura del canje para los bonistas que no ingresaron a la reestructuración.

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, culminó ayer su visita a los Estados Unidos, sin que se produjeran progresos en la negociación con organismos multilaterales de crédito y acerca del resultado del canje de deuda efectuado por la Argentina.

El periplo de reuniones de Lavagna finalizó este mediodía con un almuerzo junto con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias, del que también participó el secretario de Coordinación Técnica, Leonardo Madcur.

La entrevista con Iglesias fue el cuarto encuentro que el jefe de la cartera económica mantuvo con representantes de organismos multilaterales y del gobierno de los Estados Unidos.

La ronda de reuniones se inició el cuando Lavagna se encontró con el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo de Rato, mientras que que ayer lo hizo con el director del Departamento para el Hemisferio Occidental de ese organismo, Anoop Singh, y con el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, John Snow. De acuerdo con distintas fuentes, los temas centrales de las conversaciones que mantuvo Lavagna con Rato, Singh y Snow giraron en torno de la actitud que tendría la Argentina con los tenedores de bonos defaulteados que no ingresaron al canje y también con la renegociación de los contratos de servicios públicos, que incluyen un posible ajuste tarifario.

El FMI habría requerido la reapertura del canje para que se puedan adherir los bonistas que no entraron en él, pero ese pedido tendría muy pocas chances de concretarse, ya que el gobierno argentino dijo que no iba a dar una nueva oportunidad a los tenedores de títulos defaulteados que no aceptaran el canje. Los organismos internacionales hacen hincapié en que la persistencia de unos 25.000 millones de dólares, en potenciales reclamos judiciales, complicará la posición argentina y la posibilidad de regresar a los mercados de capitales.

En cuanto a la renegociación de los contratos de servicios públicos, sí es un tema que figura en la agenda oficial, tal como lo adelantara el presidente Néstor Kirchner durante la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, cuando subrayó que defenderá los intereses del pueblo argentino "con uñas y dientes". No sólo el FMI apunta a la renegociación de los contratos con las empresas privatizadas, sino que también es un tema clave para el Banco Mundial (BM).

Nota asociada: Shell aumentó sus naftas y recalienta la inflación  

Nota asociada: Shell aumentó sus naftas y recalienta la inflación  


Comentarios


Lavagna cerró su visita a Washington sin grandes avances con el FMI