Lavarse las manos




No todos los efectos de la covid-19 serán tan malos. La pandemia desnudó la fragilidad, corrupción y deterioro del sistema político: políticos que hace 7 meses parecían buenos… era eso nada más, parecían.

Río Negro se destaca entre las peores manejando la pandemia. En marzo, con el inicio de la cuarentena, empezaron las promesas de preparar el sistema de salud para el pico de contagios… Pasaron 6 meses, llegó el pico y el sistema de salud está saturado, trayendo personal de afuera para ayudar y pidiendo por favor que la gente se quede en la casa porque el personal médico no da más y no hay camas disponibles.

En 6 meses se construye con material tradicional un ala nueva de UTI (Unidad de Terapia Intensiva) en cualquier hospital, se podría haber ampliado la capacidad en 20-50 o más camas. Un tiempo racional para preparar a médicos, capacitar enfermeros, camilleros, etc.

A la vista de los informes, lo que se hizo fue escaso e ineficiente. La gobernadora y su ministro de Salud compraron el versito de aplanar la curva, rubricaron que seríamos ejemplo mundial combatiendo (el capital) la covid. Recién ahora escuchamos de las faltantes. Se ve la desaparición mediática de los ministros y en contraparte personal de salud advirtiendo del casi colapso del sistema y apelando a la población como única responsable de evitar esto. Peligrosamente se está planteando que si salís, si no te cuidás, no te importa el sistema de salud y su personal. “Lavarse las manos” hace referencia al desentenderse de las consecuencias de alguna acción. Lo único que descansa en esta provincia son las ideas de nuestros gobernantes.

Manuel García

DNI 18.564.973

Roca


Comentarios


Lavarse las manos