Legisladores de la Región Sur piden a Nación una línea de "créditos blandos" para cooperativas

En la sesión del martes, la legislatura provincial aprobó los proyectos 355 y 399 que plantean a Nación la necesidad de implementar en forma urgente una línea de crédito destinada a las cooperativas de servicios públicos y de trabajo.




1/2
Las cooperativas de servicios públicos atraviesan un difícil momento. (Foto: José Mellado)

Las cooperativas de servicios públicos atraviesan un difícil momento. (Foto: José Mellado)

2/2
Las cooperativas de trabajo y producción también sufren las consecuencias de la pandemia. (Foto: José Mellado)

Las cooperativas de trabajo y producción también sufren las consecuencias de la pandemia. (Foto: José Mellado)

Ante la difícil situación que atraviesan numerosas cooperativas de distintos rubros, de la provincia de Río Negro, la que se agudiza cada día más ante la emergencia sanitario, legisladores de la Región Sur reclaman a Nación la implementación urgente de una línea de créditos blandos que le permita afrontar sus obligaciones y continuar trabajando con cierta normalidad.

La iniciativa, impulsada por los legisladores oficialistas Soraya Yauhar y Dario Ibañez Huayquian, de Los Menucos y la jacobaccina Helena Herrero, fue aprobada en la Legislatura provincial en la sesión del martes.

El pedido está dirigido Poder Ejecutivo Nacional, y al Ministerio de Desarrollo Productivo e Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social -INAES-).


Los parlamentarios mencionaron que “la situación económico financiera que afecta al sector productivo y de servicios de nuestro país es altamente preocupante, no solo por el presente que estamos atravesando dada la pandemia y por lo tanto la emergencia económica que ella ha generado, sino también por el futuro incierto que se presenta para miles de familias. Situación a la que no escapa la realidad de nuestra provincia”.

Aseguraron además que “el sector cooperativo es sin dudas, uno de los más golpeados por esta crisis, recibiendo escaso auxilio del Estado Nacional” y recordaron que “los asociados de las cooperativas no son empleados de las mismas, son justamente asociados, o sea que no reciben salario sino distribución de dividendos, por ello es que esta situación los perjudica respecto de beneficios que han asignado a trabajadores o Mi Pymes”.

Por otro lado admitieron que el efecto de la pandemia perjudicó sobremanera los ingresos del sector cooperativo, ya que en el caso de las cooperativas de trabajo, el 90 % de las mismas se vieron imposibilitadas de continuar con sus tareas, por ende facturar y cobrar.

Esta razón hizo que hayan distribuido sus dividendos, pasando rápidamente a una etapa de endeudamiento, ya que se encuentran generando deuda con los trabajadores, proveedores, servicios públicos, impuestos y otros costos fijos.

Esta realidad sumerge a las cooperativas en una situación muy compleja. Muchos de los asociados o asociadas a las cooperativas son sostén de familia, lo que implica que en algunos casos estén atravesando por una situación desesperante.

En Río Negro, además de las cooperativas de trabajo, se encuentran activas cooperativas que prestan servicios de salud, de vivienda, agropecuarias, de transporte y de consumo entre otras.

En este sentido los legisladores aclararon que las cooperativas que prestan servicios de electricidad, agua, telefonía, tv por cable, Internet y otros servicios esenciales atraviesan una situación especial, dado que “los usuarios de las mismas, en la mayoría de los casos han dejado de pagar los servicios, ya sea por falta de recursos o por el hecho de saber que no habrá discontinuidad en los mismos”.

A pesar de ello estas entidades están obligadas a continuar con la prestación del servicio, bajo su total costo, en algunos casos se hace imposible sostener un servicio que no depende sólo de ellas sino de otros proveedores que no mantendrán el servicio por mucho tiempo más, sin perder de vista la deuda que están generando más los intereses.

Días atrás el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, anunció una línea de crédito destinada a las cooperativas de trabajo, que a decir de los cooperativistas no solucionará su problema de fondo, pero les permitirá un desahogo en un cortísimo plazo.

“Las entidades prestatarias de servicios públicos esenciales soportan altos costos, por lo que se hace necesaria una línea de crédito especifica con una tasa de interés subsidiada y con un período de gracia que no puede ser inferior a los 6 meses, habida cuenta que la situación en la que se encuentran es de extrema gravedad” afirmaron Yauhar, Herrero e Ibáñez.

Consideraron que el monto de los créditos deberá tener relación directa con los importes facturados mensualmente, cantidad de usuarios, costo de producción del servicio y cartera de incobrables producidos a partir de la declaración de la emergencia sanitaria.

“Una línea de crédito como la que solicitamos que se implemente, les permitirá a las cooperativas seguir funcionando y actuará como una ayuda específica a las familias de asociadas y asociados que cuentan con ese ingreso como su única fuente de trabajo y por tanto sustento familiar” sentenciaron.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Legisladores de la Región Sur piden a Nación una línea de "créditos blandos" para cooperativas