Libia: Obama promete castigar mortal ataque

Se cree en un atentado planificado, pese al tumulto. Despliegan marines en Bengasi.



1
#

2
#

Uno de los milicianos que participó del violento asalto a la sede diplomática.

3
#

AFP

El embajador estadounidense habría fallecido debido a la inhalación de gases venenosos producidos por el incendio, mientras intentaba huir de los ataques a la sede.

BENGASI, Libia (AFP/AP).- El embajador de Estados Unidos en Libia murió en un ataque contra el consulado en Bengasi llevado a cabo ayer por hombres armados que aparentemente protestaban contra una película que consideraban ofensiva para el islam, aunque con el correr de las horas se afianzó la hipótesis de un acto planificado de Al Qaeda, que usó la manifestación como cobertura.

El atentado tuvo rápidas derivaciones en la campaña electoral estadounidense, donde el presidente Obama y el candidato presidencial republicano Mott Romney intercambiaron acusaciones sobre la política exterior del actual gobierno. (Ver aparte)

El embajador Christopher Stevens, que apoyó la revuelta contra el régimen de Muammar Gaddafi, y tres funcionarios estadounidenses del consulado murieron en el ataque, declaró el viceministro del Interior, Wanis al Sharef.

También resultaron heridos cinco civiles norteamericanos, según un responsable de este país. Y murieron varios agentes de seguridad libios, según una fuente diplomática.

Las autoridades libias acusaron a partidarios del extinto régimen de Muammar Gaddafi y a Al Qaeda del ataque efectuado la noche del martes, en el 11º aniversario de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos.

En un despliegue de fuerza, el Pentágono envió dos buques de guerra a la costa libia. Así, el número de destructores de la Armada en el Mediterráneo aumentaría de cuatro a cinco. Simultáneamente, unos 50 infantes de marina se dirigían a Libia para reforzar la seguridad en las instalaciones diplomáticas de Estados Unidos, empezando por la embajada en Trípoli, no en Bengasi.

Mientras tanto, las protestas contra la película en cuestión se extendían en los países musulmanes, (Ver aparte)

El ataque de Bengasi es el primero de esta envergadura contra una embajada occidental en Libia desde la caída del régimen de Gaddafi en agosto de 2011.

En protesta contra la película, que consideraban insultante para el islam, los manifestantes armados atacaron ayer por la noche el consulado y dispararon cohetes contra el edificio, indicaron fuentes de seguridad libias. Testigos indicaron que los manifestantes arrancaron la bandera estadounidense y prendieron fuego al consulado y que se produjeron enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y hombres armados. Uno de los testigos dijo que había salafistas entre los asaltantes y habló de pillaje y vandalismo.

Sorprendidos por la violencia del ataque, los miembros de los servicios de seguridad libios, que vigilaban el consulado, abandonaron el lugar, afirmó otra fuente de seguridad en Bengasi.

La muerte del embajador se habría debido a una asfixia por inhalación de monóxido de carbono al escapar por unos tejados, según una fuente de seguridad.

En Washington, un funcionario estadounidense dijo que el ataque contra el consulado en Bengasi fue un ataque planeado y no los excesos de una multitud enfurecida. “Esta es la hipótesis de trabajo en este momento”, dijo, agregando que los extremistas utilizaron a los manifestantes que protestaban contra la película como un pretexto para atacar el consulado con armas pequeñas y lanzacohetes. “Estados Unidos condena en los términos más fuertes este ataque escandaloso y chocante. Actuaremos para poner a nuestros diplomáticos bajo seguridad con el gobierno libio”, dijo Obama en la Casa Blanca . Y afirmó no obstante que “el ataque no romperá los lazos entre EE. UU. y Libia”. Bengasi, segunda ciudad libia vive ola de violencia.


Comentarios


Libia: Obama promete castigar mortal ataque