Llamativa fuga de un peligroso preso de la U11

Jorge Donceko, de frondoso prontuario, huyó saltando un alambrado. Fue condenado por el crimen de un policía neuquino. Estaba detenido por varias causas, próximo a la libertad.



#

El alambrado bajo y el descuido del celador le “abrieron” las puertas para fugarse. Hasta anoche no había noticias de su paradero.

NEUQUÉN (AN).- Jorge Alberto Donceko, de 44 años, varios de ellos pasados tras las rejas, volvió a demostrar su habilidad para fugarse de las prisiones. Ahora los carceleros de la Unidad 11 y los investigadores de la Policía de Neuquén tienen la oportunidad de volver a encontrarlo, porque así como se escapa vuelve a ser detenido, como le ocurrió en esta zona y en Bahía Blanca. Ayer a las 11,18 según los registros de los guardias de la cárcel aprovechó un inexplicable descuido de un celador y, con sólo saltar una alambrada y correr unos pocos metros para subirse a un moto con la que lo esperaba un compinche, desapareció. Todo ante la mirada de los guardias. Una versión indicó que a los pocos minutos fue visto cuando de la moto pasaba a un Bora gris. “Tenemos la versión de la moto, pero como otras están siendo investigadas por personal de Investigaciones de la Comisaría 20, para deslindar responsabilidades del personal”, dijo el jefe de Unidades de Detención, el comisario José Luis Maidana. El oficial informó que Donceko, junto a otros presos que atraviesan el período de confianza y que poco tiempo pueden recuperar la libertad -en su caso se en alrededor de un año-, estaba haciendo tareas de jardinería, fuera de los muros de la cárcel, cuando se fugó. Maidana desmintió que, como lo indicó otra versión, al momento de escaparse Donceko estaba limpiando las oficinas de la jefatura del penal. “Las tareas de confianza se disponen previa resolución de las autoridades judiciales, a partir de los informes que se hacen de su comportamiento”, precisó Maidana. A modo de morigerar la situación comentó que “salvo la de junio pasado -cuando se fugaron cuatro internos- no hemos tenido fugas masivas y hay casos como éste, en que un preso en período de confianza se fuga y después vuelve y se presenta espontáneamente”. Donceko, oriundo de Buenos Aires, tiene un largo historial delictivo. Vino a la zona -de lo que se conoce- para protagonizar un asalto a un camión de caudales, cuando llegaba con la recaudación de una cadena de supermercados de esta ciudad, al Banco Río de Juan B. Justo. En la ocasión un policía, de apellido González, intentó evitar el atraco y lo mataron a balazos. Por ese hecho cumplió una condena de 16 años. En el juicio surgió que sólo lo habían convocado para la ejecución del atraco, ya que de la logística se encargaron otros. El prófugo registra fugas del penal bonaerense de Ezeiza, donde había sido llevado luego de huir de la U11. En 2008 fue apresado en Bahía Blanca, después de un robo. En la región, en 2008, fue detenido con 600 gramos de cocaína en el puente carretero. Estando en la U9 también protagonizó un intento de fuga, pero fue apresado por los guardias.


Comentarios


Llamativa fuga de un peligroso preso de la U11