Llegar a tiempo a Neuquén, difícil misión para trabajadores rionegrinos

Enfermeros y policías advierten que la falta de servicios complica sus jornadas. Nación ratificó el esquema de emergencia.



El decreto nacional los exime de las restricciones para circular. De hecho, es fundamental que lleguen a sus puestos de trabajo, porque forman parte de los sistemas de salud y de seguridad de Neuquén. Sin embargo, la división geográfica les juega en contra, porque son rionegrinos y el servicio de transporte público interprovincial no está funcionando normalmente, generando llegadas tarde, esperas eternas y un malestar que va en aumento con el paso de los días.

“Nos cortaron los horarios de los colectivos. Yo el fin de semana entré a trabajar a las 22 y el último colectivo desde Allen sale a las 18. Otros días salí a las 22 y hasta las 23.30 no pasó ningún colectivo”,

describe Vanesa, una de las enfermeras de la Clínica Pasteur.

Sólo en su sector, la terapia intensiva de ese centro asistencial, son ocho los trabajadores que padecen los mismos inconvenientes surgidos por vivir dentro de una “ciudad lineal” pero que en la realidad corresponde a dos jurisdicciones.

“Estos días a la mañana el colectivo de las 5 no pasó. Es un servicio en el que habitualmente viajamos enfermeros y policías. Al que entra a las 6 de la mañana lo tienen que traer, porque no hay ningún servicio a esa hora”, agregó la trabajadora allense en diálogo con Río Negro.

Según comentó, intentaron comunicarse con la delegación rionegrina de la Comisión Nacional Reguladora del Transporte, pero en la sede barilochense del organismo nadie atendió el teléfono.

Reclamo del lado rionegrino


Al cierre de la jornada de miércoles, desde ATSA, gremio de los trabajadores de sanidad, denunciaron públicamente la situación. Acusaron a Koko de no respetar la norma dictada por el gobierno nacional y rionegrino que permite utilizar el transporte público sin costo a trabajadores de la salud pública y privada.

Frente al panorama, indicaron que la secretaria general filial Río Negro, Gloria Ovejero, se comunicó con autoridades de la provincia para que intercedan ante lo que definieron como una "falta grave". A través de un comunicado, afirmaron que el ministro de Gobierno y Comunidad rionegrino, Rodrigo Buteler, "se comprometió a una extensión del transporte hasta las 23 horas, dado el horario laboral en clínicas y sanatorios de Río Negro".

Vigente hace varios días


La semana pasada, desde la empresa Koko aseguraron que el servicio funcionaría normalmente durante el fin de semana largo. "De acuerdo a la resolución del Poder Ejecutivo Nacional son las empresas de larga distancia quienes suspenden los servicios, los urbanos como el caso del Koko no paran", señalaron desde la firma.

"Lo que se modifica es el tema de los pasajeros que solamente viajarán sentados. La gente deberá entender que no podrá viajar parada", explicaron desde la empresa.

En tanto, el Gobierno Nacional publicó ayer en el Boletín Oficial la prórroga de la suspensión de “manera total” de las operaciones de colectivos de larga distancia y de vuelos de cabotaje, hasta la medianoche del 31 de marzo.

En el decreto se estableció también el cronograma para los servicios urbanos que todavía siguen funcionando, también hasta el 31 de marzo.

“Desde la 00 del día lunes 23 de marzo de 2020 y hasta las 24 del día martes 31 de marzo, los servicios de transporte público automotor y ferroviario se cumplirán con sus frecuencias y programaciones habituales de día feriado”, apunta el Boletín Oficial.


Comentarios


Llegar a tiempo a Neuquén, difícil misión para trabajadores rionegrinos