“Lleno de ruido y dolor”, un western cordillerano

El filme dirigido por Nacho Aguirre, basado en una crónica policial real de Bariloche en 1928, se podrá ver desde el jueves en Cine.ar Play.

La película “Lleno de ruido y dolor” es un retrato de la violencia en la Patagonia de los años 20,  describe el director del filme, Nacho Aguirre.

La película “Lleno de ruido y dolor” es un retrato de la violencia en la Patagonia de los años 20, describe el director del filme, Nacho Aguirre.

“Lleno de ruido y dolor”, el western patagónico que relata la historia de tres bandoleros en la zona de la estepa y los bosques cordilleranos con una excelente ambientación de época, se estrena en todo el país el próximo jueves a través de la plataforma Cine.AR Play.

“Que una ficción de Río Negro llegue a ser un estreno nacional es algo medio insólito”, resumió Romina Coronel, la productora de la película que se filmó en Bariloche y en la zona de la estepa y, ha recorrido festivales nacionales e internacionales.

Este largometraje de 101 minutos, dirigido por Ignacio Aguirre, está basado en una crónica policial real de Bariloche en 1928.

“Esta crónica contaba los atroces delitos cometidos por unos bandoleros en La Lipela, un paraje junto al río Limay, a 70 kilómetros de Bariloche. Me pareció que el dramatismo de esta historia servía para mostrar una Patagonia alejada de la postal turística. Tenía otros matices, como aventura y realidad. Mostraba la violencia intrínseca de esta región solitaria”, destacó Aguirre.

Definió que “Lleno de ruido y dolor' es un retrato de la violencia en la Patagonia de los años 20. La estepa y los bosques patagónicos eran el lugar propicio para el robo de ganado, el asalto a los almacenes de ramos generales, y la agresividad, a veces desmedida, de los bandoleros”.

Sin embargo, agregó, “la violencia no sólo era ejercida por pistoleros. La región se había construido sobre la sangre de los pobladores originarios para que los poderosos terratenientes se repartieran las tierras”.

La película cuenta la historia de tres bandoleros que tienen como objetivo robar el banco de Bariloche. “Son personas que tienen su propia forma de ver el mundo, la justicia y se manejan con su propia lógica. El relato cuenta cómo van cometiendo otros crímenes en el recorrido para robar el banco”, expresó la productora Romina Coronel.

Como en un western clásico, en “Lleno de ruido y dolor” los forajidos eran buscados por la justicia.

Resaltó la figura de “un comisario con una idea muy particular de lo que es impartir justicia, que se ve amenazado por los bandoleros en su territorio. La historia detalla esa persecución”.

Si bien el plan era robar el banco, las características de los bandoleros empezaron a jugar en contra y fueron acorralándolos.

El guión de “Lleno de ruido y dolor”, a cargo de Octavio Montiglio y Aguirre, fue lo que más tiempo llevó. Luego, accedieron a financiamiento por parte del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa). En 2018 llegó el rodaje durante cinco semanas, y en 2019, la etapa de edición, posproducción y musicalización. La banda de sonido estuvo a cargo de dos compositores de Bariloche, Sebastián y Germán Lema.

Los realizadores insistieron en que “al ser una película de época, no podía haber rastros de la vida actual en la imagen, y la búsqueda de locaciones estuvo orientada en ese sentido. Incluso, algunos lugares están exactamente igual que en 1928”.

La ambientación y el arte, el vestuario y el maquillaje dan verosimilitud a “Lleno de ruido y dolor”, según Romina Coronel.

Por otro lado, se trabajó con un especialista en efectos especiales que proveyó y asesoró en cuanto al uso de las armas que debían corresponderse con la época.

La fotografía fue realizada por Hans Bonato, camarógrafo y fotógrafo en películas de Alejandro Agresti.

El 90% de los actores y técnicos, resaltaron, son de Bariloche. “No se suelen hacer películas de ficción en la región patagónica. Además, era de época, un western con mucha complejidad de producción. La ambientación y el arte, con el vestuario y maquillaje, produce la verosimilitud en la pantalla”, destacó Coronel.

“Lleno de ruido y dolor” participó en Marché du film de Cannes, el mercado de cine Cannes, en Almería Western Film Festival, en festivales de Chile y Argentina.

Ficha técnica

Dirección: Nacho Aguirre.
Guion: Octavio Montiglio y Nacho Aguirre.
Compañía productora: Caprichos Visuales.
Producción: Romina Coronel.
Director de Fotografía y Cámara: Hans Bonato.
Asistente de dirección: Pablo Fernando Alba.
Directora de arte: Mariela Jucht.
Vestuario: Ramiro Álvarez.
Montaje: Nacho Aguirre y Romina Coronel.
Música original: Sebastián Lema y Germán Lema .
Diseño Gráfico: Nico Risso y Hernan Pirato Mazza.
Elenco: Emanuel Gallardo (Soria), Facundo Sáenz Sañudo (Román), Juan Manuel Alari (Foster), Emilio Bardi (Comisario Baigorria).


SUSCRIBITE A TODOS TENEMOS UN PLAN
Todos los viernes lo que tenés que saber para el fin de semana.

Comentarios


“Lleno de ruido y dolor”, un western cordillerano