Llovían críticas y cerraron Educación

Anuncian fumigación de la sede cipoleña en medio de la crisis por el transporte

Agustín Martínez

Las oficinas cipoleñas del ministerio no tuvieron actividad ayer, por segundo día consecutivo.

La sede cipoleña del Ministerio de Educación amaneció ayer cerrada, por segundo día consecutivo. Las autoridades aseguraron que estaban fumigando y limpiando los tanques de agua, aunque los sectores afectados por la falta de transporte escolar sospechan que fue para evitar que los padres de las escuelas rurales y especiales afectados quieran tomar el edificio ante la ausencia de respuestas. Además, ayer se sumaron las críticas de las escuelas que tuvieron que suspender las actividades ya que la lluvia y el mal estado de los edificios impidió el dictado normal de las clases. Nadie tuvo ante quien reclamar. La subdelegada, Liliana Barral, explicó que tomaron la decisión de fumigar por la presencia de roedores y cucarachas en el edificio y para limpiar los tanques de agua. “Habíamos decidido esperar un mejor momento pero la situación ya nos superaba. Acá trabajan más de 100 personas”, justificó. Ayer, el último día de clases antes del fin de semana largo, tampoco hubo transporte escolar y las quejas se multiplicaron. En Fernández Oro, los padres de las escuela rural 40 fueron hasta el municipio a pedir la colaboración al intendente para solucionar el problema. Anunciaron que si el martes no hay transportes cortarán la Ruta 22 en reclamo a sus demandas. Los transportistas no cobran por el servicio desde abril. En Regina los padres de alumnos que concurren a la escuela primaria N° 85, Italia, ubicada en la zona rural también anticiparon que se movilizarán la semana próxima para reclamar por el transporte escolar para sus hijos. La convocatoria es a una concentración para el próximo martes a partir de las 9 en la calle Ingeniero Bicchi, frente al edificio de la Dirección General de Rentas, donde también funciona la Delegación de Educación del Alto Valle Este. Donde se descomprimió la situación fue en Roca, ya que los padres y alumnos que mantenían tomada la sede de Educación decidieron levantar la protesta. La decisión llegó luego de una comunicación con uno de los responsables de la empresa 18 de Mayo, que se encontraba en Viedma, quien les informó sobre un principio de acuerdo con el gobierno para la cancelación de sumas adeudadas. Unas 150 personas habían marchado por el centro de Roca el jueves en reclamo de la reposición del servicio. A los estudiantes del CET 17, de la escuela 128, de la 344 y del jardín 18, se sumaron el gremio docente Unter y las agrupaciones políticas “La Cámpora” y el Partido Obrero. (AC / AVR / AR)


Comentarios


Llovían críticas y cerraron Educación