“Lola Mora, pionera argentina del shale gas y el shale oil”



Cuando presenté mi libro “¿Vaca Muerta o vaca viva?” en la ciudad de Salta, tuve el honor de que el doctor en Geología Ricardo Alonso, catedrático reconocido y premiado en el mundo académico por sus innumerables investigaciones y libros publicados gentilmente fuera quien lo presentara. Al finalizar su exposición viví un momento muy lindo, de esos que se generan cuando se conoce algo nuevo, cuando se descubre algo que emociona y conmueve como fue enterarme de boca del doctor Alonso que Lola Mora hace más de 85 años le dedicó el final de su vida al estudio y al desarrollo de los esquistos bituminosos. Esta parte de la vida de esta extraordinaria mujer salteña era algo que yo desconocía y que seguramente muchos aún desconocen. Es que lo que sí sabemos de Lola Mora es que fue una escultora destacadísima que modeló en el mármol muchísimas obras que hoy son testimonio de su capacidad artística y constituyen una parte de la herencia cultural de nuestra argentinidad. Fue una artista de avanzada en esos años (1866-1936), con osadía y coraje, capaz de enfrentarse con los prejuicios de la época exaltando en muchas de sus esculturas desnudos que muestran la belleza y la femineidad de la mujer. En la Legislatura de Neuquén todos los años se otorga el premio “Lola Mora” a las mujeres destacadas de la cultura neuquina en homenaje a la faceta artística que la mayoría le reconocemos y admiramos. Pero debo confesar que en Salta descubrí una parte de la vida de Lola Mora que no sólo desconocía, sino que no podía imaginar, y que quiero difundirla transcribiendo lo que dijo el doctor Ricardo Alonso en una parte se su exposición: “Lola Mora le escribía a comienzo de la década de 1920 una carta a su amigo, el poeta Rafael Alberto Arrieta (1889-1968), diciéndole: ‘¿Sabía Ud. que he dejado el arte? Pero no la naturaleza. Asómbrese, me ocupo de petróleo, de minas de oro, de esquistos, aquí en las montañas de Salta. He estudiado el asunto con seriedad. Trabajo mucho, con esperanzas y alegrías; a pesar de la indiferencia criminal de nuestros gobiernos para la explotación de las riquezas del suelo. He perfeccionado un procedimiento para extraer y elaborar aceites lubricantes de los esquistos bituminosos. No todo ha de ser poesía, aunque Ud. no sospecha la poesía que yo hallo en todo esto. Siento en mi laboratorio, entre mis aceites minerales, la misma emoción que sentía en mi taller de escultora…’. Lola Mora estaba convencida (y lo demostró) de que se podía convertir económicamente en petróleo y gas los esquistos bituminosos. Para ello trabajó y dejó su legado a las futuras generaciones en forma de un pequeño libro de 52 páginas, impreso en Salta en 1926, que lleva por título “Combustibles: Problemas Resueltos”. En ese libro Lola Mora expone sobre la necesidad de autoabastecernos de combustibles fósiles, también lo que ella entiende debería ser una política energética nacional y los demás temas que la preocupaban desde lo técnico y económico. Defendía enfáticamente las posibilidades económicas de producir hidrocarburos a partir de los esquistos bituminosos y con los hornos desarrollados y patentados por ella…” Me volví de Salta proponiéndome el compromiso íntimo de divulgar este canto a la vida que es para mí, esto que conozco ahora sobre la verdadera historia de Lola Mora, sobre todo en estos momentos en que se descubre en Neuquén este gigantesco reservorio no convencional que es Vaca Muerta y que todos queremos que sea Vaca Viva, que sirva para recuperar el autoabastecimiento nacional, para acompañar el crecimiento económico del país, pero fundamentalmente que sirva para terminar con los enfrentamientos internos y poder resolver en armonía, trabajando juntos Nación y Provincia, sin avasallar los derechos de quienes habitamos en nuestro querido Neuquén y sin destruir el futuro de las generaciones venideras. Daniel Baum, DNI 7.687.825 Neuquén

Daniel Baum DNI 7.687.825 Neuquén


Comentarios


“Lola Mora, pionera argentina del shale gas y el shale oil”