López: el oficialismo acusó el impacto

Labor Parlamentaria aprobó ayer una licencia sin goce de haberes por tres meses para el legislador denunciado por abuso sexual. Además de las consecuencias institucionales, Juntos pierde un voto en un período de debates políticos decisivos.



#

Presidentes y secretarios de bloques, ayer en el despacho del vicegobernador Pesatti.(Foto: marcelo ochoa )

La Legislatura otorgó una licencia ”sin goce de haberes” de tres meses al legislador oficialista, Rubén López, denunciado por abuso sexual por una joven de Cipolletti.

Ayer, Labor Parlamentaria, bajo la presidencia del vicegobernador, Pedro Pesatti, analizó el caso de López, a partir de un pedido de licencia del legislador.

La resolución acordada aludiría al apartamiento solicitado y, también, incorporaría la “decisión” del parlamentario denunciado de “despojarse de los fueros para presentarse ante la Justicia”. Los legisladores no avanzaron, esperando el proceso judicial y, eventualmente, el juicio político.

El oficialismo quedó atosigado con esta complicación, pues -más alla del proceso contra su legislador- debe afrontar un conflicto de alto impacto político-institucional y, además, pierde un voto cuando se aproximan proyectos de fuertes debates, como el de los bonos en dólares.

Según la información parlamentaria, López “queda desvinculado de sus funciones” -según lo previsto por los artículos 14 y 15 del Reglamento Interno- por 90 días, “sin percepción de dieta ni de remuneración bajo cualquier concepto”. En Labor también se habría hablado de la suspensión de sus colaboradores, pero esa decisión no se informó.

El análisis del decreto/ley de la Reforma Secundaria, que motivó la reunión de Labor, quedó casi de lado. La gacetilla habla de un “nuevo encuentro” en febrero para la evaluación de esa normativa. En realidad, la bancada oficialista prevé no realizar sesión para su tratamiento y que el paso del tiempo -los 90 días- constituya la formal aprobación del mencionado decreto/ley del gobernador Alberto Weretilneck.

Juntos Somos Río Negro quiere aventar nuevos problemas. Ya lo desubicó la denuncia de abuso sexual contra López aunque, en realidad, en el oficialismo se conocía la presentación judicial. Pero, la publicación del sábado del “Río Negro” sorprendió a la mayoría de los miembros del bloque. La licencia pedida por López tiene origen en reacciones internas. El gobernador mismo alentó esa posibilidad.

La rápida aceptación de la licencia obligó a una interpretación de Pesatti del Reglamento Interno. Ayer pidió a Labor el respaldo para la aceptación inmediata, evitando convocar en extraordinarias. El artículo 14 alude que la “Cámara y la Comisión cuando corresponda, resolverán a simple pluralidad de votos si la licencia acordada es con o sin goce de dieta” mientras el 15 expresa que debe fijarse “siempre por un tiempo”. Así, el oficialismo esquivó la posibilidad de llevar este debate al recinto. Incluso, hay legisladores del JSRN pidiendo internamente su renuncia.

En lo público, en declaraciones a AM La Carretera, la legisladora Marta Milesi entendió que “si es como dice la nena” (por la joven denunciante de 19 años), López se “tendrá que ir”. No hay delito más aberrante sobre el cuerpo de la mujer que una violación. Es muy fuerte, te paraliza. Es irrecuperable”.

La única voz oficialista fue la de Marta Milesi. La legisladora cipoleña dijo que “uno está de un lado o del otro, y yo estoy del lado de la víctima”.

Pesatti tuvo que pedir el aval de los titulares de bloques para evitar el llamado a una sesión extraordinaria, donde se habría debatido públicamente el caso.

Datos

La única voz oficialista fue la de Marta Milesi. La legisladora cipoleña dijo que “uno está de un lado o del otro, y yo estoy del lado de la víctima”.
Pesatti tuvo que pedir el aval de los titulares de bloques para evitar el llamado a una sesión extraordinaria, donde se habría debatido públicamente el caso.

Comentarios


López: el oficialismo acusó el impacto