Los consejos no fiables y viables






El gobernador Gutiérrez aplacó las críticas que se emanaban desde el frente político externo al MPN que tiene representación en la Legislatura.


Con el objetivo de reducir los frentes de tormenta políticos que oscurecen las acciones dirigidas a la amortiguación de los efectos sanitarios y económicos del coronavirus, el gobernador Omar Gutiérrez mantuvo diálogo con los diputados del Frente de Todos, Juntos por el Cambio y la Democracia Cristiana.

Tras las charlas que se hicieron por videoconferencia, la evaluación que hicieron los participantes fue de moderación en cuanto a atemperar uno de los principales cuestionamientos que se focalizó en la restricción a la circulación vehicular a las 18 que duró una semana.

¿Qué se les dijo? Una primera respuesta tiene que ver con la ausencia de información -la pata más flaca del gobierno que centraliza la difusión en la boca del gobernador- que se admitió y hubo una promesa de mejorar ese aspecto. Una segunda aseveración que se transmitió es que se transita una situación complicada por el incremento de los casos de contagios que se observó este mes y que se prevé continuará en octubre.

Se le preguntó, justamente, ante este escenario que se transita, si hay una previsión desde el sistema de salud que no implique cerrar más las actividades económicas, lo que en estos 208 días de cuarentena sufrió un parate histórico.

Los datos objetivos no dan lugar al debate. La desocupación se duplicó y pasó del 6,5 en el primer trimestre al 13,5 en el segundo trimestre en Neuquén y Plottier, según el Indec. El Ingreso Familiar de Emergencia fue reclamado por 103.445 beneficiarios y unos 33.077 trabajadores en blanco recibieron una parte de sus salarios desde el gobierno nacional.

La expectativa en el mediano plazo está centrada en la reactivación de la explotación petrolífera, cuyas variables macro están en manos del gobierno nacional y cuya cabeza visible, Darío Martínez, en la Secretaría de Energía, alumbra optimismo.

“El gobernador nos dijo con muchos números cómo ha ido aumentando la cantidad de casos y que espera que, una vez que se transite octubre, haya una baja, similar a lo que está ocurriendo en la Ciudad de Buenos Aires, y que tiene planes de contingencia vinculados a los tratamientos, la provisión de respiradores y continuar recibiendo ayuda nacional con profesionales de la salud”, contó un legislador que tuvo que aquietar las aguas internas para no enturbiar la invitación.


Fuerte cuestionamiento de la Iglesia católica hacia uno de los “consejos” creados, en términos burocráticos, para cumplir con el aperturismo.


Para los primeros días del mes que comienza se prometió información en relación con el resultado de las transfusiones del suero equino que es mucho más potente que el tratamiento con plasma humano. Obviamente se mencionó que la confianza está cifrada en febrero o marzo, cuando se pueda tener la vacuna.

¿Más restricciones a la circulación? Hubo coincidencia en que la extensión de la cuarentena desaconseja tomarlas sin generar resistencia y -no se dijo- tirar la pelota a intendentes que están desfinanciados y deben poner la cara frente al crecimiento de los delitos y las necesidades sociales.

Por el crecimiento en el número de casos, ¿se puede hablar de contagios en un porcentaje de la población entre un 10 y 20 para llegar a la mentada inmunidad de rebaño? Nadie se atrevió a afirmarlo o negarlo. Un dato objetivo es que en el conglomerado de Neuquén, Plottier y Centenario había más de 6.000 casos confirmados y se proyecta que hay, al menos, cinco asintomáticos por cada uno. ¿Se llegará a esa inmunidad?

Esta forma de aplacar la fiebre política recordó mecanismos puestos en marcha que pareciera quedaron en el olvido.

La agencia informativa católica argentina, Aica, difundió declaraciones del obispo Fernando Croxatto, quien puso el dedo en la llaga. Cuestionó las medidas de Gutiérrez y se preguntó “¿quiénes son los que asesoran al gobierno?” y consideró que el Consejo Consultivo Plural que promovió el gobierno para pensar la pos pandemia no es “ni fiable ni viable”.

Recalcular es la impronta que se imprimió a la vanguardia.


Comentarios


Los consejos no fiables y viables