Los estatales neuquinos gastaron el 20% en ropa

El plus también se usó para la canasta escolar.Los comercios chicos mejoraron sus ventas.



En marzo, la reactivación del comercio en Neuquén vino de la mano del 20% restituido a los estatales.
NEUQUEN (AN).- La renovación del guardarropa y los útiles y libros para las clases aspiraron los más de seis millones de pesos que en marzo volcaron los estatales neuquinos, cuyos bolsillos recibieron la refrescante restitución del 20% en el adicional por zona desfavorable. Además de indumentaria y lapiceras, textos y cuadernos, el plus se gastó en alimentación y, en menor medida, en electrodomésticos.

La estabilidad económica de la provincia y la previsibilidad fortalecieron durante el mes que termina al comercio local, con un dato adicional: la venta en las grandes superficies se retrajo en beneficio de los pequeños negocios de los barrios. Sin embargo, en general la plaza se mantuvo a la cabeza del país en el monto por operación en los hipermercados.

Además, en el primer trimestre de este año, Neuquén replicó la tendencia del país, con incrementos porcentuales importantes respecto del mismo período de 2002 e inclusive con relación a 2001, aun cuando se comparan las cifras desestacionalizadas.

Ricardo Arias, uno de los integrantes de la firma que opera la tarjeta de crédito local Crediguía, dijo que la encuesta periódica que realizan demostró que en marzo “aumentó un 20% respecto de los meses anteriores la venta de indumentaria, artículos de librería y en supermercados”.

Eludió comparar con el año pasado en función de que “son otros valores”, pero atribuyó los incrementos a una cuestión casi automática, derivada del -hasta ahora- decreto que devolvió a los empleados públicos de la provincia la mitad del plus por zona desfavorable que les había descontado Felipe Sapag -con la posterior aprobación legislativa mediante- en 1996.

Arias dijo que los datos que manejan pueden ser modificados por la estacionalidad debido al otoño y el recambio de guardarropa, y al inicio del ciclo lectivo. Dijo que las mediciones mensuales que realiza la empresa sobre los 25 mil clientes-usuarios que registran en la región “no reflejan que el consumo haya bajado, sino que, justamente, aumentó 20%” en los renglones mencionados. El área de influencia es Plottier, Centenario, Cinco Saltos y Cipolletti, además de esta capital, el foco de consumo más importante de la provincia.

Según la Coordinadora de Actividades Mercantiles Empresarias, CAME, las ventas de productos de la canasta escolar aumentaron este mes, de la mano de “la falta de ofertas de los hipermercados y los menores precios de los comercios medianos y pequeños”. La entidad analizó en 93 librerías del país ese incremento y explicó que las ubicadas “en zonas de clase media y clase media alta” se produjeron ventas de artículos que el año pasado no se habían repuesto por la crisis. Ese mismo escenario ocurrió en Neuquén.

La estabilidad de la venta, “con tendencia a seguir su aumento” se tradujo en una mejoría en las operaciones de los negocios chicos, dijo el titular del sindicato de empleados de comercio, Sergio Rodríguez.

El gremialista dijo que “el 20% se consumió muy rápidamente, en bienes de uso” -electrodomésticos- y alimentos.

La caída de ventas en los hipermercados obedece a que la gente “hace ahora un solo pedido importante cuando cobra, y el resto del mes compra en el barrio”.

Esa incipiente reactivación no se traduce en incremento de la demanda de mano de obra, aseguró el secretario general del Centro de Empleados de Comercio.

El circulante aumentó en 6,5 millones por mes

NEUQUEN (AN).- Desde marzo, el comercio neuquino sufrió un “shock” antianémico con la inyección de más de 6,5 millones de pesos en el circulante en efectivo, de la mano de la decisión del gobernador Jorge Sobisch de devolver al 40% el adicional por zona desfavorable de los empleados públicos provinciales.

La medida fue considerada como cortoplacista por analistas económicos en virtud del riesgo que supone elevar la masa salarial global del sector público por encima de los 710 millones de pesos, más de la mitad de los recursos anuales de la provincia. Las principales espadas del ministerio de Hacienda que conduce Alfredo Pujante le habían aconsejado a Sobisch no restituir ese beneficio.

Los análisis coinciden en que a partir de 2005 la presión de la masa salarial sobre las cuentas públicas llegará a límites intolerables, en medio de un escenario con la baja del precio del petróleo a niveles inferiores a los 25 dólares por barril, lo cual puede afectar el principal recurso financiero: las regalías.

Este año se calcula que el presupuesto deberá derivar 85 millones de pesos más para el pago de sueldos, con lo cual ese renglón llegará a 717 millones, un 3% más que lo que ingresará por regalías petroleras. Pero el año próximo esa tajada será de entre 96 y 100 millones de pesos.

Con la devolución, el promedio salarial de los empleados públicos se elevó a 650 pesos por mes. Las categorías inferiores del escalafón, que antes percibían 500 pesos, tuvieron un incremento de entre 10 y 12% -50 a 60 pesos- pero en las más altas ese retoque fue de hasta 200 pesos.

Un estatal rionegrino cobra 367 pesos mensuales, y un vendedor de comercio en Neuquén cobra alrededor de 400 pesos por mes. La diferencia en favor de un empleado de la administración pública neuquina es, respectivamente, de 79 y 66%. También es superior al sueldo de los obreros de la construcción que aún conservan empleo.

Para el sindicato estatal -ATE- la devolución no es suficiente, ya que el 60% de los empleados públicos obra menos de 750 pesos por lo cual está debajo de la línea de pobreza calculada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos, Indec.


Comentarios


Los estatales neuquinos gastaron el 20% en ropa