Los pibes de Allen que sueñan con tener la camiseta

Son de Allen y tienen entre 10 y 14 años. Juegan al fútbol en el club Alto Valle y les desborda el entusiasmo porque van a debutar en la Liga Confluencia de fútbol. El problema es que no tienen fondos para comprar la indumentaria que se les exige.



Por ahora los chicos visten con las camisetas que les gustan, pero esperan por la indumentaria oficial para jugar la liga.

“Me gustaría ser campeón con Alto Valle en primera y también jugar en Independiente de Avellaneda”, expresó con una sonrisa fresca Thiago, un niño de 11 años de Allen. Va a debutar en marzo en la Liga Confluencia de fútbol, la más importante de su categoría en la región.

Él pequeño deportista juega en el medio campo y sus 50 compañeros de las otras categorías son de familias humildes. Todos están muy entusiasmados, aunque todavía no cuenten con los uniformes que se les exige para participar.

Tenemos que juntar 40 mil pesos para comprar las camisetas y los pantalones y no tenemos esa plata”, explicó preocupado Sergio Riquelme, el entrenador de los chicos.

Las jóvenes promesas juegan para Alto Valle, club de barrio ubicado al norte del canal grande de riego. Riquelme señaló que la entidad está abocada de lleno en mantener el nuevo césped que puso la Provincia y en realizar otras refacciones, por lo que no alcanza el presupuesto para costear los uniformes.

Pero el entrenador no baja los brazos y busca sponsors para pagar la vestimenta. También apela a la solidaridad de la gente.

“Los chicos vienen de jugar torneos barriales y ahora van poder conocer otros estadios, otros equipos, están muy ilusionados”, expresó.

El director técnico mencionó que lleva varios años al frente de la formación de los pequeños. El hombre está sin trabajo desde el invierno. “El año pasado laburé como metalúrgico, haciendo gigantografías en la ruta”, recordó.

Contó que su labor en el club es ad honoren y que lo hace para brindarles contención y valores a los chicos a través del deporte.

Riquelme mencionó que jugó más de 10 años en Alto Valle en primera división. “A los 20 estaba jugando en la Liga Confluencia hasta los 28 años, jugaba de central”, recordó.

Mencionó que estuvo un mes de prueba en Vélez y que integró la selección nacional sub 15 que dirigió José Néstor Pékerman.

A sus 38 años está al frente de la conducción de lo plantes de los 50 chicos de 10 a 14 años del Club Alto Valle.

Este año el objetivo principal es poder competir en la Liga Confluencia y trasmitirle a la gente que los chicos pueden jugar sin que se llegue a la agresión, como se ve en muchas canchas del Valle, lamentablemente”, dijo.

El director técnico contó que “en noviembre queremos repetir un viaje a Córdoba. El año pasado hubo allá un torneo en noviembre y la categoría 2007 logró el título”.

Riquelme señaló que además de camisetas y pantalones le faltan pelotas para entrenar. “El año pasado pedimos prestadas unas para practicar con los chicos de las escuelitas de cinco a seis años”. A veces entrenan en la cancha otras lo hacen en las bardas.

La Liga Confluencia de fútbol será la oportunidad para que los pequeños puedan mostrar su talento.


Comentarios


Los pibes de Allen que sueñan con tener la camiseta