"Los Tamales de Olga", donde confluye el ritmo

El grupo de salsa y folclore actuó en Bariloche. Es una formación rica y de un repertorio variado




SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Con una propuesta musical de muy buena calidad el grupo "Los Tamales de Olga" toca salsa y música folklórica cubana desde 1998. La banda, con una colorida y alegre puesta en escena, tocó este sábado en el Fundo de Colonia Suiza ante un público numeroso y variado que terminó bailando y pidiendo bises. "Lo bueno de esta música es que la escucha cualquiera desde adolescentes hasta gente bastante mayor, en ese sentido nada te limita podés llegar a cualquiera", aseguró Diego Luro, el trompetista.

En el show mostraron una muy buena performance. Allí sonaron temas como "El pescador", de Totola Montosino; "El ratón y Ligia Elena" de Rubén Blades; "El vaivén de mi carreta", "Los tamales de Olga", "Sombra negra" y "La muchacha del cha cha chá" entre otros.

El nombre del grupo hace referencia a una típica comida centroamericana hecha a base de maíz y carne con distintos agregados según la región. El grupo lo integran: Pepe Palomeque en percusión menor, Marcelo Pinola en trompeta, Diego Luro en trompeta y flauta traversa, Marcelo Ruibal en bajo, Daniel Cosabella en saxo y canto, Liliana Limardo en canto y percusión menor, Atilio Dania en guitarra, Germán Berisso en teclados, Horacio Astíz en Maracas y Andrés Rapaport en percusión. Todos participan en los coros.

"El grupo funciona como espacio de liberación -explicó Cosabella- cada uno tiene distintos oficios y nos juntamos a ensayar por placer". Los integrantes del grupo tienen disimiles actividades: Liliana es maestra, Daniel es panadero, Marcelo es dentista y otros se dedican al circo o los medios audiovisuales. "Ninguno es profesional de la música -aseguró Limardi- pero somos muy constantes y nos divertimos, y eso se nota porque estamos sonando bien".

En el repertorio de la banda figuran interpretaciones libres de temas de Feliciano, Rubén Blades, Celia Cruz, canciones folklóricas anónimas y de a poco están incorporando también temas propios.

Entre los proyectos para el futuro, están los de hacer un viaje a Cuba y grabar un disco, "pero por ahora lo más importante es tocar"-indicaron los músicos.

La formación inicial incluía a Daniel Cosabella en saxo, Liliana Limardo en Canto y percusión menor y Marcelo Ruibal en bajo. Con el tiempo se fueron sumando instrumentos hasta llegar a los 10 que actualmente tocan en distintos pubs de esta ciudad.

Los integrantes son todos barilochenses de edades dispares y oficios diversos pero con una importante cosa en común: el amor a la música. "Empezamos tocando temas de rock nacional para divertirnos -recordó Daniel- hasta que Marcelo trajo de un viaje a Cuba un cassette con el tema que da nombre al grupo y nos gustó". A partir de ahí cambiaron los instrumentos que tocaban y comenzaron a aprender temas de Rubén Blades, Celia Cruz y del Buena Vista Social Club. "Nos fuimos incorporando y aprendiendo en función del grupo", aseguró Diego Luro, el más joven y reciente integrante.

Los músicos ensayan todos los martes religiosamente, por considerarlo la mejor forma de mejorar e ir aprendiendo nuevos temas. "Lo que no tenemos en habilidad lo tenemos en constancia", bromeó Daniel.


Comentarios


«Los Tamales de Olga», donde confluye el ritmo