Empleo

Los zapatos que diseña esta roquense los lucen las estrellas de "Argentina, tierra de amor y venganza"

Cecilia Furlan vive un buen momento en su vida profesional. La tira ATVA de Polka suma potencia y pantalla a sus creaciones. Creatividad y empuje es su sello.

Hace siete años que la roquense Cecilia Furlan (33) no pisa una zapatería. Solo usa los que ella misma diseña, vende y ahora quiere exportar.

Su historia como emprendedora bien puede inspirar a cientos de jóvenes de la región que han elegido –o lo están haciendo ahora– al mundo del diseño como su espacio laboral y de realización personal.

"Las muestras las realizo en mi número así puedo probarlas y comprobar su funcionalidad".

P- ¿Cómo es que llegaste al diseño de zapatos?

R- Desde muy chica comenzó mi interés y pasión por el mundo de la moda, la costura y los tejidos. Me encantaba ir a la casa de mi abuela Lala a coser en su máquina Singer, quien con su eterna paciencia y experiencia me enseñaba y daba así mis primeros pasos en el mundo del diseño.

Así fue que una vez terminado el secundario opté por la carrera de Diseño de Indumentaria y Textil. En 2009 terminé mi tesis en Córdoba y decidí probar suerte en Buenos Aires. Comencé trabajando en una marca de calzado artesanal, al mismo tiempo que tomaba clases en el curso-taller de calzado con Fernando López Biscaino. Deseaba aprender más del proceso, sus secretos y herramientas. Poco a poco, con parte del sueldo comencé a hacer zapatos a pedido. Tenía unos 4 o 5 modelos y la gente podía elegir las combinaciones de colores que quería. En septiembre del 2012 tomé el impulso necesario y llevé a cabo aquello que tanto deseaba. Crear mi propia marca.

P- ¿Qué es lo que te apasiona de esta profesión?

R- Sin lugar a dudas esos momentos de inspiración donde nace una idea, ese sentimiento de emoción y ansiedad que te lleva a bocetarlo e imaginarlo ya terminado, incluidos todos sus detalles. Muchas veces esa primera idea es un flechazo mental y suele aparecer en las situaciones o momentos menos pensados, lo cual lo hace aún más mágico.

Amo todo el proceso; desde el dibujo a la elección de los materiales pasando por las combinaciones y la prueba de moldería. Es decir, la parte creativa y “experimentativa”.

Es muy emocionante ver la evolución de aquello que surgió de un simple dibujo.

Cecilia usa los que ella misma diseña, vende y ahora quiere exportar.

P- ¿Cuánto de artesanal tiene este trabajo tuyo?

R- Mis zapatos se hacen bajo el lema de trabajo 100% artesanal. Somos un equipo de 8 personas que trabajamos con nuestras manos y nuestra pasión por el oficio.

Si bien yo me encargo de la parte del diseño, moldería, corte (junto a mi mamá Susana) y empaque, estoy en absolutamente cada uno de los pasos restantes. Desde el aparado (costura), armado o desformado. El proceso del calzado artesanal requiere de más tiempo porque se deben seguir varios pasos, pero el resultado final lo vale.

P- ¿Cómo es la cadena de producción desde que se te ocurre la idea hasta llegar al zapato terminado?

R- Todo nace con una idea mental. Muchas veces el desencadenante es una imagen, otras veces una textura, la arquitectura o la propia naturaleza. De ahí lo dibujo en mi bitácora, donde tengo cada uno de mis diseños, muchos ya hechos y otros tantos que aún no se materializaron.

"Me considero bastante ajena a la moda o tendencias mundiales. Nunca fui muy amante de seguir tendencias".

Con cada nueva temporada hago una selección de mis bocetos y los dibujo en la horma para luego obtener los moldes. Se corta una muestra en los materiales elegidos y se aparan (cosen). Allí cuento con las manos mágicas de Andrés que me acompaña desde mi primer modelo y de Sergio que se incorporó el año pasado.

Una vez aparado, Víctor o Leo (armadores) los arman en la horma elegida con todos los materiales necesarios para ello (hebillas, plantilla, clavos, pegamento, activador, contrafuerte, puntera, taco, suela...) para luego pasar al desformado que es donde Lera o Nelson lijan y pintan la suela.

Terminado esto se saca de horma, se clava el taco y se empaqueta, poniendo la plantilla de vista, cortando sobrantes, limpiando y envolviéndolos en su caja para ya quedar listos para la venta.

P- ¿La tendencia marca tu diseño?

R- Me considero bastante ajena a la moda o tendencias mundiales. Nunca fui muy amante de seguir tendencias pero soy consciente de que tampoco puedo estar ajena al deseo de la gente.

Creo haber encontrado un buen equilibrio entre mi impronta y los colores o texturas que impone la moda, pero manteniendo aquello que me identifica. Entre mis modelos no existe uno que yo no usaría. Cada uno de mis zapatos, tienen ante todo, mis sentimientos, mi gusto.

"El proceso del calzado artesanal requiere de más tiempo porque se deben seguir varios pasos".

P- ¿Qué te diferencia de la competencia?

R- Mi marca tiene un sello que nos distingue, desde lo estético hasta la funcionalidad y comodidad del mismo. Es sumamente importante que el zapato sea cómodo: para ello la elección de los materiales es fundamental. Utilizamos materiales nobles, de buena maleabilidad, buen tacto con la piel y de excelente calidad. Y con ello hacemos zapatos con vida propia, atemporales y con una historia para transmitir.

P- ¿A qué clienta te dirigís?

R- Me dirijo a mujeres eclécticas, funcionales, que les gustan los detalles, distinguirse pero –ante todo– estar cómodas y femeninas. Muchas veces se cree que los zapatos cómodos no son estéticamente lindos, pero doy fe que se puede salir de esa idea y probar algo distintivo, atractivo, y confortable.

P- ¿Seguís experimentando como en un principio o ya vas a lo seguro?

R- En este oficio tan artesanal y con mi cabeza que es un poco inquieta siempre estoy experimentando y probando cosas nuevas. Justamente también por el hecho de no caer en lo que marcan las tendencias o en lo que se consigue en las vidrieras.

Me permito seguir experimentando sea en materiales (uso materiales poco convencionales como mondongo, pescado o rafias) al igual que telas antiguas a las cuales también me divierte intervenirlas, teñirlas y lograr tonos distintos. Creo que mucho pasa por prueba y error y eso es lo que nos va enseñando y marcando por dónde ir.

"Desde mis comienzos tenía muy en claro que quería ofrecer zapatos de excelente calidad y que su precio sea razonable".

Si bien hay 5 pasos básicos para obtener el zapato siempre existen distintas situaciones que nos sacan de esa zona de confort y nos hacen buscar otro caminos. Desde la falta de algún material, la humedad que atrasa el secado de los pegamentos, o tantas otras circunstancias que hacen que ningún día sea igual al anterior.

P- ¿Cómo se llega a un alto estándar?

R- Todo comienza en la elección de una buena horma, con buen calce. Después es fundamental una buena moldería y por supuesto, una correcta elección de materiales. Si todo eso está presente, se logra un zapato confortable y de calidad. Tengo la suerte de contar un equipo de trabajo que tiene unas excelentes manos y que hacen que todo esto sea posible. ¡Sin ellos, nada de esto sería posible!

P- ¿Cómo influye esto en el precio final?

R- Desde mis comienzos tenía muy en claro que quería ofrecer zapatos de excelente calidad y que su precio sea razonable. Que no sea un zapato para unas pocas mujeres. Un zapato que al comparar calidad, diseño y precio se logre un equilibro tentativo. Hoy en día sigo manteniendo esa idea y soy feliz de poder lograrlo.

P- ¿Cómo se dio que hicieras los zapatos para algunas de las estrellas de la tira de Canal 13 “Argentina, tierra de amor y venganza”?

R- En marzo de este año recibí el llamado de la jefa de vestuario de Polka (Luciana Guazzone) para participar en esta superproducción.

"Mis ganas de querer vivir de lo que tanto me apasiona logran sortear muchos desafíos".

Sabían de mi calzado y creían que acompañaría muy bien a esta ficción por ese carácter retro que tienen mis diseños. Hoy realizamos zapatos para Delfina Chávez (protagonista de la serie), China Suárez y Minerva Caseros. Una vez por mes se hace una selección de los modelos, los colores y materiales según el personaje y el momento en el que los usará. Es un nuevo reto para mi personal y profesionalmente.

P- ¿Desde cuándo vivís solo del diseño?

R- Tengo que decir que soy una agradecida de la gente con la que trabajo que hace que todo sea más ameno, y de cómo se me fueron dando los desafíos y el crecimiento de mi marca. Nunca es fácil emprender. Soy una persona tímida, y más de una vez tuve que dejar de lado mi timidez para hacerme escuchar y ponerme a la par del otro. Más de una vez pasé momentos para el olvido por el incumplimiento de proveedores, por la falta de respeto... Pero mis ganas de querer vivir de lo que tanto me apasiona logran sortear muchos desafíos. No siempre es fácil, muchas veces no hay feriados ni domingos. Simplemente hay que darle para adelante, tener presente que todo depende de vos, de tus decisiones y tus ganas de crecer.

Cuando comencé tuve la suerte de contar con una ayuda de mis padres, para formar una pequeña inversión en hormas y materiales. Así armé mi primera colección que contaba con 5 modelos, y un par por número. Rápidamente activé las redes sociales y todo comenzó a rodar. Desde el primer año que me lancé puedo decir que vivo gracias a ello. Tuvieron una gran aceptación y me dio el crédito para seguir creciendo, expandirme sin perder mi idea motor, el amor por el trabajo artesanal y la exclusividad en mis modelos.

"Desde el primer año que me lancé puedo decir que vivo gracias a ello".

P- ¿En qué momento de tu carrera estás?

R- Creo que si analizo todo lo que logramos en estos seis años es más que emocionante. Ahora quiero seguir expandiéndome por toda la Argentina y otro gran deseo es lograr exportar. También estoy con muchísimas ganas de realizar showrooms itinerantes por distintas ciudades pero por el momento aún está gestándose la idea.

P- ¿Vos usás los calzados Cecilia Furlan?

R- Sí, claro, hace 7 años que no sé lo que es ir a un local a comprar zapatos. Las muestras las realizo en mi número así puedo probarlas y comprobar su funcionalidad. Si me funcionan cómodamente respiro aliviada y salgo al mercado a ofrecerlos con tranquilidad y expectativa.

"Creo haber encontrado un buen equilibrio entre mi impronta y los colores o texturas que impone la moda".

Te puede interesar: Neuquina se posiciona como diseñadora de calzado urbano y alta calidad


Comentarios


Más Especiales

Los zapatos que diseña esta roquense los lucen las estrellas de "Argentina, tierra de amor y venganza"