"Lotería era permisiva ante incumplimientos"

Ex ministro narró las quejas que enumeró en su momento hacia la firma de Ferrari.

VIEDMA (AV).- El ex ministro Gustavo Martínez reiteró ayer que el empresario Carlos Ferrari registraba múltiples incumplimientos en la operación de las concesiones del juego en Río Negro y que esos contratos se deberían haber rescindido "mucho antes" que en enero de 2003.

En el juicio que investiga coimas y triangulaciones de dinero en la Lotería, Martínez -quien fue fiscal de Estado y ministro de Coordinación en los gobiernos de Pablo Verani- reafirmó su convicción de la pasividad del ex presidente del organismo, Miguel Irigoyen, hacia Ferrari en el control de cumplimiento de los contratos para explotar los casinos y las tragamonedas.

Esa permisividad es un elemento central en el debate ya que la acusación entiende que esa actitud de Irigoyen justificó el pago de Ferrari (desde Varsa) al ex funcionario (a través de las transferencias a Albany). Andrés Santamaría figuraba como presidente, pero la Justicia entendió que Irigoyen es el dueño de esa empresa sello.

A Irigoyen, a Ferrari y a Santamaria se los juzga por "cohecho". Se cumplirá hoy otra jornada de debate, previéndose las comparecencias de Gonzalo Sanz, actual presidente de la Lotería pero asesor legal en parte de la gestión de Irigoyen, y de Horacio Casariego, que continúa en la gerencia general del organismo. También Irigoyen adelantó que hoy ofrecerá declarar, a lo que inicialmente se abstuvo.

En su testimonial, Martínez reiteró su posición que ya había planteado incluso desde Coordinación, originando enfrentamiento internos y públicos con la entonces conducción de la Lotería.

Enumeró incumplimientos de los distintos concesionarios, pues destacó que Casinos del Sur -que explota las casas de juego de Bariloche- tampoco cumplió con las condiciones exigidas en el contrato. Dijo que esas licitaciones fueron "absolutamente irregulares" pero profundizó que las empresas de Ferrari -Varsa y Casinos Río Negro- "no habían cumplido casi nada", enumerando obras pendientes, deudas de canon y obligaciones impositivas incumplidas. Explicó esa situación "en falta de financiamiento". "No se podía ser así permisivo con una empresa que incumplía", insistió.

Luego, recordó una propuesta del grupo español Codere y defendió esa opción para reemplazar a las concesiones de Ferrari. Las defensas intentaron desarticular esas críticas a Irigoyen y a Ferrari con preguntas orientadas a precisar la solidez y la garantía de la iniciativa privada de Codere, presunta relación del ex fiscal con apoderados de la firma, y la seguridad en la continuidad del servicio frente a la rescisión de los contratos iniciales.

También se insistió en su conflictiva relación con Irigoyen, incluso se le insistió si no había planteado una demanda contra el ex presidente de la Lotería.

Martínez destacó que la propuesta de Codere proponía "mejorar el canon, mejor participación a la provincia, e inversiones". Manifestó que esa opción quedó estancada porque nunca tuvo respuesta de la Lotería. Recordó haber hablado con Verani de la situación en varias ocasiones. Precisó que su posición se orientó a los incumplimientos y la inmediata rescisión de las concesiones.

El gobernador -afirmó- no dijo nada. Explicó que generalmente Verani escuchaba opiniones y después resolvía.


Comentarios


"Lotería era permisiva ante incumplimientos"