Luis Fonsi, en busca del equilibrio

Antes, habló con “Río Negro” de su relación con la Argentina.



#

“Una de las cosas que más me emocionan es visitar Neuquén por vez primera”, asegura el puertorriqueño.

El cantante y compositor puertorriqueño Luis Fonsi está de nuevo Argentina para presentar “Tierra Firme” en un tour que lo traerá este jueves, a las 22, al Estadio Ruca Che de Neuquén. Luis Alfonso Rodríguez López-Cepero nació el 15 de abril de 1978 y hasta la fecha vendió más de tres millones de placas. En el medio, Luis Alfonso dio paso a Luis Fonsi. En vuelo a nuestro país, Fonsi venía pensando en los afectos que iba a encontrar al llegar… “Es un poco rico regresar a lugares que ya conozco, a restoranes que he visitado anteriormente, en los últimos diez, once años, en cada viaje. Soy muy conocedor de Argentina, afortunadamente. He tenido la oportunidad de recorrerla en muchas ocasiones. Llegué con mi primer disco hace doce años, tengo muchos amigos aquí… O sea que me siento muy a gusto”, cuenta a “Río Negro”. –¿A qué se debe la sintonía entre tu música y tu público aquí? –Me encantaría saber la fórmula. Me encantaría saber qué hace que la música se conecte con la gente, para que lo pudiera adoptar. Es difícil en mi caso, pues han sido ya muchas visitas, picando piedra desde hace tantos años y gracias a Dios que en estos últimos discos ha habido una conexión muy fuerte con el público. Igual, falta muchísimo por realizar, muchísimo. Pero lo bueno es que a mí me gusta trabajar y me encanta llegar y hacer conciertos por ciudades de provincia, no tan solo llenar un teatro en Buenos Aires. –En Neuquén no has estado antes, por ejemplo. –Fíjate que es una de las cosas que más me emociona. Que vamos a visitar Neuquén por vez primera y también Puerto Madryn. Es lo que más me atrae, descubrir nuevos sitios. –¿Dirías que es como un nuevo examen? –Totalmente. Así mismo lo veo y también siento los nervios. Y aunque ya son muchos años de carrera, cada oportunidad en que voy a una ciudad desconocida por mí, veo en la mirada de la gente que se pregunta cómo será este espectáculo de Fonzi, si vale la pena haberme gastado la plata que acabo de pagar para llegar aquí. Espero que valga la pena y e que sea una experiencia inolvidable. –Todo esto que parece tan atractivo te aleja de tu familia. Tenés una hijita de meses… ¿cómo conciliás estas dos pasiones? –Ésa es la parte más difícil. Sin duda, es el único lado B de la profesión. Especialmente ahora mismo que mi niña tiene diez meses y no me quiero perder nada de su crecimiento… es difícil. Yo creo que en la vida, todo se trata de un equilibrio. ¿Cómo hago? Algunas veces he regresado a casa por menos de veinticuatro horas, mientras el grupo entero va al próximo país o a la ciudad siguiente. Y estoy en un avión más tiempo del que estaré con mi familia, para ver la sonrisa de mi hija. Ya con eso es como si me llenaran el tanque… Ahora, durante este ratico que estoy hablando contigo, en la otra habitación están mi mujer y mi hija. Me las traje por días a Argentina para que estuvieran conmigo. Esto me arma, me completa y se va a reflejar en todo.

Eduardo Rouillet


Comentarios


Luis Fonsi, en busca del equilibrio