Luis Islas, vivir y dirigir al lado de Maradona

Desde 2016, el exarquero de la selección argentina acompaña a Diego Maradona en la dirección técnica. Tanto en Emiratos Árabes como en México, la dupla ha cosechado resultados positivos.

1
#

2
#

Entrevista

Hace poco más de dos años, Luis Alberto Islas recibió un llamado y la voz del otro lado de la línea le resultó familiar, muy familiar. “Venite a dirigir conmigo a los Emiratos Árabes...”. Uno de los mejores arqueros que ha dado el fútbol argentino, ahora en su rol de entrenador, dejó todo y se fue rumbo a la aventura en el desierto junto a Diego Maradona.

“No lo dudé un minuto. Aceptar la propuesta de Diego fue un desafío muy lindo. Lo quiero y lo respeto mucho. Tenemos una relación de muchos años, desde antes de la selección”, asegura quien fue ayudante de campo de Maradona en la reciente campaña de Dorados, finalista del torneo Apertura de la segunda división del fútbol mexicano.

Como Islas no dudó en ir a los Emiratos, la ahora dupla técnica tampoco titubeó a la hora de cambiar los pasajes: no sería Bielorrusia el próximo destino sino Sinaloa. Corría septiembre de este año.

P- Tenían todo arreglado con el Dynamo Brest y se fueron para Culiacán ¿Qué pasó en el medio?

R- Nos sedujo enseguida la propuesta. En lo particular, tengo un amor especial por ese país, jugué allí y tengo una hija que nació en México cuando jugaba en Toluca. En lo deportivo nos gustó el desafío, Dorados estaba en zona de descenso y no había ganado un sólo partido. Trabajamos mucho, conseguimos clasificar a la liguilla y llegamos a la final del torneo. No nos podemos quejar.

P- ¿Cómo es Maradona entrenador? ¿Cómo explicas esta resurrección de Dorados?

R- Diego es una persona que ama estar en un campo de juego. Y su sola presencia revoluciona y motiva a los jugadores. Es adrenalina pura y lo que genera él no lo hace nadie. Mi aporte es la táctica y estrategia, y es así como formamos una dupla muy fuerte donde los resultados aparecen. Pensamos parecido y ya sabemos el estilo que queremos. Al equipo le dimos una idea futbolística con nuestra metodología de trabajo y todo empezó a funcionar. Hicimos un complemento muy bueno como entrenadores. Para mí dirigir con él es un placer enorme.

P- Dejaste todo para acompañar a Diego, ¿por qué?

R- Con Diego tengo una relación de amistad de más de 30 años. En otras oportunidades me había llamado para que dirija con él y lamentablemente no se dio. Cuando dejo de dirigir a Deportivo Español (2016), al toque me llama Diego y ahí sí nos juntamos. Fue y es una gran responsabilidad estar a su lado. Y nos ha ido bien, están los resultados. En Emiratos Árabes y en México, que es un país ciento por ciento futbolístico.

P- ¿En qué momento merma la fascinación de los jugadores con Maradona?. Vos lo dijiste, es una figura muy fuerte...

R- Su magnetismo es increíble, de eso no caben dudas. Dónde él va, genera multitudes y eso es inevitable, pero nosotros siempre estamos mentalizados en el trabajo. Eso es lo que queremos demostrar: nuestra valoración como entrenadores. La pasión que genera Diego no se va nunca, es permanente, pero después hay que acompañarlo con una idea futbolística y una metodología. Ahí es cuando el jugador empieza a creer en lo que nosotros como técnicos generamos y ahí sí, la química es completa. Hoy Dorados es conocido en todo el mundo y esto lo genera Diego, pero también lo genera todo lo que Dorados consiguió en la cancha desde que nosotros estamos.

P- ¿Siguen en el 2019?

R- No lo sabemos. En lo particular, mi contrato venció el 6 de diciembre y todavía no tenemos novedades. Hay otras propuestas también y quiero estabilizarme junto a mi familia, que no es un tema menor.

Islas, Maradona y una

pasión albiceleste

De un lado y otro

de la cancha

Datos

Con sólo 18 primaveras, Luis Islas debutó en la selección mayor en el 1984 y dos años después integró el plantel que se consagró campeón del mundo en 1986 justamente en México, la tierra que en la parte final de este año los cobijó como entrenadores.
“Fuimos compañeros en la selección, donde compartimos muchas cosas...”. La gloria en el Azteca y el drama en el Mundial del 94 cuando a Diego “le cortaron las piernas”. “Hasta el día de hoy tengo muchas dudas de lo que pasó. Diego estaba muy bien y el equipo también. De mitad de cancha para adelante teníamos muchas variantes. Cuando se anunció el doping de Diego, nos afectó a todos y el equipo se resintió. Si eso no hubiera pasado, teníamos muchas chances de ser campeones del mundo”.
Cuando Islas defendía el arco de Independiente, varias veces se cruzó con Maradona como rival. Fue enfrentando al Rojo cuando Diego hizo su aparición en Newell’s, y en una acción muy recordada, el ‘1’ le tapó una rabona con destino de gol al ‘10’. “Fuimos compañeros en la selección y también rivales cuando yo estaba en Independiente y él en Boca o en Newell’s. Siempre hubo relación de amistad entre nosotros. ¿Si me gustaría dirigir al Rojo? Claro que sí, pero por sobre todo siempre seré incondicional del equipo que me toque ser el técnico”.

Comentarios


Luis Islas, vivir y dirigir al lado de Maradona