Luis Murúa: “La esperanza está intacta”

Independiente se prepara para el determinante cruce con el Deportivo Roca y el técnico evaluó el presente del equipo. Además analizó en qué deben mejorar para lograr la salvación.



Murúa sabe que la situación es delicada pero tiene fe en remontarla. (Foto: Mauro Pérez)

Para Independiente ya no hay margen de error en la Fase Reválida y un mal resultado ante Deportivo Roca el domingo lo dejaría casi sin chances de mantener la categoría.

El entrenador Luis Murúa reconoce la importancia del partido y compartió sus sensaciones para “Río Negro”.

“Vamos con la esperanza de poder traernos los tres puntos. Trabajamos bien estos diez días. La esperanza y la fe están intactas”, afirmó el DT.

El Rojo sufrió una dura derrota en su último encuentro en La Chacra, 4 a 0 frente a Ferro de General Pico, que lo dejó muy comprometido en la lucha por no descender.

Con 15 puntos en juego, el equipo neuquino está a 9 de Sportivo Belgrano, el primero por encima de la zona roja.

“El grupo está golpeado, no podemos decir que estamos bien, esa es la verdad. Somos conscientes del momento que estamos pasando”, aseguró Murúa con franqueza.

Además realizó la siguiente alegoría: “Es como si estuviéramos en terapia intensiva, por momentos salimos a intermedia. Tenemos que tener cuidado porque si algo nos afecta nos puede derrumbar totalmente. Es la carga emocional común cuando se viven estas circunstancias. Todavía estamos fuertes para salir adelante”.

Para el técnico la principal falencia pasa por el aspecto ofensivo y la falta de gol. “Hago hincapié en que hagamos goles, así se ganan los partidos. Tenemos que volver al ritmo que tuvimos con Cipolletti y Madryn, en lo único que fallamos fue en la definición”, expresó.

Es como si estuviéramos en terapia intensiva. Estamos fuertes para salir adelante, es momento de estar unidos”.

Luis Murúa no subestima el duro presente del Rojo pero confía en revertirlo.

Acerca de la goleada contra los pampeanos, Murúa indicó: “Estábamos cansados del partido con Madryn, corrimos y presionamos mucho contra ellos y también contra Cipolletti, fue un desgaste grande”.

El agónico gol que le convirtió Jorge Gaitán en Chubut fue para el DT “un golpe duro”. “Ese punto que estábamos consiguiendo hubiera sido una aliciente muy grande y se nos escapó en la última pelota”.

Respecto al duelo contra el Naranja, el entrenador evaluó: “Roca de local sale a atacar, nosotros también lo vamos a hacer. Va a ser un partido de tránsito rápido en la mitad de la cancha. Se va a vivir con la emoción y adrenalina que genera un partido donde está en juego sostener la categoría, especialmente para nosotros”.

Murúa ya fue parte de campañas cómo esta y justamente con la salvación como objetivo es que fueron a buscarlo a él. Si la presión ya era grande antes de empezar esta fase, las caídas con Madryn y Ferro no hicieron más que acentuar la situación.

“Hay que afrontar lo que toque, es momento para estar unidos”, aseveró el técnico. La actitud está y obligatoriamente deberá aparecer el domingo.

Contra Roca cambiaría el dibujo

Joan Artaza volvería al equipo después de varias fechas sin estar convocado. (Foto: Archivo)

Al cierre de esta edición, Independiente se medía con Pacífico en un amistoso y Luis Murúa decidió probar un equipo con tres cambios respecto a la derrota con Ferro.

Lo más destacado es que el entrenador modificaría el esquema táctico para visitar a Roca. La entrada de un defensor más formaría una defensa de cinco hombres que en ataque podrían ser tres.

Los que volverían serían Joan Artaza, Javier Solís y Álvaro Klusener, en lugar de Carlos López Quintero, Orlando Porra y Enzo Petretto.
De esta manera, el DT fortalecería las bandas con Solís y Valenzuela bien abiertos. Frente a los pampeanos sufrió en ese aspecto ya que López Quintero no es naturalmente lateral y en muchas ocasiones le tocó cerrar como tal. Con los dos laterales en sus puestos, los tres centrales no tendrían la obligación de cubrir tanto espacio a los costados.

Además ganaría altura y sólidez defensiva con Artaza, que este año aún no había sido tenido en cuenta.

Por lo tanto, el once que enfrentó al Decano y probablemente también lo haga ante el Naranja es con:Pontet; Solís, Artaza, Medina, Clemente, Valenzuela; Azaguate, Berra, Graziano; Jeldres y Klusener.


Comentarios


Luis Murúa: “La esperanza está intacta”