Macri se hará cargo del servicio de subtes

Culpó a Nación y evitó hablar de una suba de tarifas.



#

DyN

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, anunció ayer que enviará un proyecto a la Legislatura porteña para concretar el traspaso del servicio de subtes a partir del 1º de enero próximo.

Con duras críticas a la Casa Rosada, el líder de PRO sostuvo que la decisión tiene “costos políticos” y remarcó que no quiere generar “falsas expectativas” sobre la mejora en el servicio, aunque pondrá “todo el esfuerzo necesario para revertir la tendencia de decadencia en un proceso lento”.

La aceptación del control de los subtes requerirá de fondos frescos, del propio Presupuesto porteño o de una fuente de financiamiento que proponga Mauricio Macri.

“Debemos iniciar el proceso para volver a hacernos cargo del subte”, sostuvo Macri y pidió “no apresurarse” respecto a la posibilidad de volver a aumentar las tarifas para los usuarios, ya que es un tema que se debatirá en la Legislatura.

El mandatario porteño sostuvo además que su gobierno “no resignará ninguna de las demandas” a la Nación y remarcó que el subte “no funciona mal como hecho aislado, sino que funciona mal como mala gestión del transporte público por parte del gobierno nacional”.

Confirmó, en este sentido, que encargó una auditoria al metro de Barcelona y que los resultados “confirman que el proceso de deterioro del subte es creciente y se ha acelerado en los últimos meses con foco en algunas vías, especialmente en la linea A”, que está por cumplir un siglo.

“El gobierno nacional no tiene ningún interés en dialogar y negociar. No tiene problema de poner como carne de cañón de cualquier decisión a la gente. Por eso, hemos llegado a la conclusión de que si no nos hacemos cargo aún en estas condiciones todo lo que va a venir va a ser peor para la gente”, remarcó en conferencia de prensa en el palacio de Bolívar 1.

Denunció, además, que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner “está dispuesta a que el subte se pare para siempre o al menos hasta 2015”, en medio del “empeoramiento sistemático del servicio”.

“Queremos revertir la tendencia de decadencia y lograr una lenta mejora sin despertar falsas expectativas porque va a ser un proceso lento”, sostuvo Macri y agregó: “Vamos a ser muy exigentes con la concesión y con los gremios”.

Para el jefe porteño, la definición de dónde saldrán los fondos es una condición para tomar a cargo el transporte.

Al mismo tiempo el gobierno porteño se ha anticipado a la Justicia y decidió intervenir en las negociaciones paritarias entre los gremios y la concesionaria Metrovías, a través de la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad de Buenos Aires.

La red de subterráneos, operada por la concesionaria Metrovías, sufre una falta de inversión que afecta a las formaciones y las estaciones.

En agosto, sus trabajadores realizaron una huelga récord en la historia del metro porteño, con diez días sin funcionamiento que convirtieron a la ciudad en un caos de tránsito.

La red consta de cinco líneas de subtes y el premetro, que corre sobre la superficie. (DyN/AFP)

El jefe de Gobierno porteño mantuvo la incógnita sobre

de dónde saldrán los fondos para manejar el servicio.


Comentarios


Macri se hará cargo del servicio de subtes