Más comercios habilitados que cerrados

En el 2010, en Bariloche bajaron sus persianas 526 locales pero abrieron sus puertas 800.



#

El año pasado cerraron, en promedio, 10 comercios por semana.

Toncek Arko

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El valor de los alquileres, la carga impositiva y los gastos fijos mensuales figuran entre las causas que más fracasos comerciales originan en los emprendimiento en esta ciudad, a juicio de quienes abandonan la actividad. Según los expertos consultados aseguran que los motivos fundamentales del cese de actividades son la falta de previsión y la equivocada elección del rubro y la ubicación del comercio sin realizar un estudio de mercado previo sobre el producto o ramo seleccionado como inversión. Durante el año que acaba de finalizar se dieron de baja a 526 habilitaciones comerciales, un promedio de 10 comercios por semana, pero siguen siendo mayoría los entusiastas emprendedores, que habilitaron cerca de 800 comercios en el mismo lapso. Por otra parte, el rubro que registró más bajas en la temporada anterior, con 284 cierres, fue el relacionado con la venta de ropa, pero dentro de ese sector se debe considerar a los comercios estacionales, como los de alquiler de ropa para nieve y esquí, entre otros de temporada. A ese rubro le siguió el de los restaurantes y actividades afines, como bares y confiterías, con 92 bajas en el año, las despensas con 36 cese de actividades y los locales de venta de velas y artesanías, y hay muchas bajas, 47 en el año, que fueron tramitadas por los propietarios de los locales, porque los inquilinos “se fueron de noche” o cesaron en su actividad comercial de manera poco ordenada y prolija. Roberto Meyer, corredor inmobiliario y martillero con más de 25 años de experiencia, cree que son muchos los que inician una actividad sin realizar un análisis de mercado, o un estudio de posibilidades que puede hacerlo una consultora, pero cobra por ello. “ Bariloche es repetitivo”, señaló Meyer. “Gente sin experiencia se embarca en una actividad sin conocer el mercado, y a veces no saben de costos impositivos y tienen que vender en negro para pagar sueldos en blanco”, ejemplificó el experto, y remarcó que “los lugares turísticos son un poco así con los alquileres”. Alquileres caros Por otra parte, el responsable de la inmobiliaria “López Gramaje”, Mario Salas, calificó a los alquileres como “prohibitivos”, sobre todo los de la zona céntrica, en momentos en que “las ventas bajaron, incluso en el rubro inmobiliario”. Salas no fue entrevistado junto con Meyer, pero coincidió con él en que es necesaria una regulación de las actividades comerciales, y a modo de ejemplo citó que “en este momento hay cinco cibers en venta, y en el centro puede haber tres quioscos en una cuadra”, y remató con el dato de que en la céntrica galería “Vía Firenze” se agrupan nada menos que once inmobiliarias. Son muchos los que definen como “aventuras comerciales” a los nuevos emprendimientos, y les auguran una corta vida, pero lo cierto es que por cada 10 comercios que cierran son 15 los que inician sus actividades o amplían los rubros de venta cada semana.


Comentarios


Más comercios habilitados que cerrados