Propiedades Sociedad

Máxima y Letizia son clientas de esta joyera patagónica

Lisi Fracchia tiene su despacho en la Gran Vía, en Madrid, donde diseña y vende sus creaciones. No solo vende joyas sino también discreción. Extraña su vida en Neuquén.

Naciste en Catriel, viviste en Neuquén y desde hace unos años residís en España... ¿Cómo fue este itinerario que incluye estudios de gemología y orfebrería?

Nací en la Patagonia donde me formé inicialmente como profesora de inglés hasta que llegué a Madrid, allá por el 2005 junto a mi esposo, que es geológo. Fue aquí donde tuve mi primer contacto con el mundo de las gemas. Siguiendo el deseo de hacer un curso sobre perlas, me inscribí en el Instituto Gemológico Español sin saber que era el puntapié inicial de una nueva etapa profesional de mi vida. Después de confeccionar mis primeros collares decidí especializarme en gemología, materia en la que seguí perfeccionándome en Río de Janeiro –donde también me volvió a llevar la geología- así como en el diseño de joyas.

La participación en distintas ferias del sector como Madrid Joya en Ifema y el haber sido la ganadora del primer concurso de Diseño de Joyas Iberdesigner en Iberjoya, en febrero de 2014, fue lo que me abrió las puertas de este mundo y me incentivó a seguir creciendo y a creer en mi marca.

¿En qué momento nace una joya tuya?

Me inspiro en viajes, personas y formas geométricas, pero sobre todo, en los paisajes y colores de mi Argentina, de donde surgen los nombres de algunas de mis colecciones Glaciares Patagónicos, Amancay y Atardecer en el fin del mundo, entre otras.

Por ejemplo, Glaciares Patagónicos es una explosión de sol y agua. Los tonos de verde y azul cobalto más puros de las tanzanitas, turmalinas y berilos, exaltados por la luz de los diamantes y la sobria elegancia del oro blanco.

“De Puente a Puente” a Bilbao y con “Illetas” a Mallorca... En todos los casos opto por gemas del lugar, lo que le da un toque singular que no pasa desapercibido para el público.

Tal vez por los años que llevo fuera de mi país realicé la colección Roundtrip, viaje de ida y vuelta, con gemas provenientes de distintas partes del mundo, inspirado en estas travesías, y en homenaje a mi viaje y el de muchas amigas mías expatriadas como yo.

¿Cuándo sentís que una joya está terminada?

Depende, tengo una pieza un par de pendientes, hace dos años que está en ejecución porque no encuentro las gemas que quiero conseguir. En el caso de las colecciones es distinto porque la veo como a un todo, cada pieza forma parte de un rompecabezas.

La mayoría de mis piezas poseen varias posibilidades de uso para que las mujeres puedan jugar con ellas. Pendientes y sortijas que pueden ser colgantes o collares que se pueden lucir en distintos largos, con accesorios intercambiables para convertirlas en piezas diferentes con otras gemas y puedan ser usadas de acuerdo al look de cada día, por ejemplo, con vaqueros o con un vestido de cocktail. Me gusta que mis joyas sean versátiles, modernas, elegantes y coloridas. Trabajo con metales nobles y gemas poco conocidas.

Letizia, con una creación de Lisi Fracchia.

¿Pensás en alguien como posible portador de tu joya mientras la hacés?

Cuando trabajo bajo pedido, sí. Si es un regalo pido una foto; siempre trato de confeccionar una pieza pensando en las características de la persona que la vaya a lucir.

Algunas personalidades de la realeza lucen tus joyas. ¿Cómo es que llegaste a ellas o ellas a tus joyas?

Siento mucha emoción, orgullo y agradecimiento al ver a personalidades de la realeza con mis diseños.

¿Cuál es la fuerza de tu marca?

Suelo elegir gemas poco conocidas y poco utilizadas como la esfalerita española, el heliodoro, la kunzita, la morganita o el apatito. En definitiva, eso es lo que me hace diferente y original.Por otro lado, quienes acuden a mi atelier buscan mi atención personalizada. Recibo muchas consultas en mi web, pero, sobre todo, pedidos de entrevistas para ver las colecciones. Y esa es la fortaleza de mi marca, el trato personal, la discreción, la mejor manera de fidelizar clientes y crecer con bases firmes.

¿Qué importancia tiene la investigación, el estudio y la experimentación en todo lo que hacés?

Disfruto y me gusta mantener el contacto con Instituto Gemológico Español, donde he brindado charlas de divulgación y con el cual participo de salidas de campo. Es una forma de enriquecerme y de volver cada tanto a las fuentes para seguir avanzando.

Hace poco, como embajadora del Instituto Gemológico Español en Latinoamérica, hice los contactos que concluyeron en la firma de un convenio entre el IGE y el COPADE Neuquén, para la formación de futuros gemólogos en Argentina, que contó con el apoyo de la Embajada Argentina ante el Reino de España.

Entrás a un lugar, ¿te impacta primero como registro tuyo las joyas que luce la gente?

Sí, es inevitable. Por ejemplo, pienso en cómo unos pendientes largos, mejorarían la fisonomía o destacarían mejor el cuello, un rostro. Gajes del oficio.

¿La tendencia influye a la hora de crear?

Creo que hoy más que nunca está instaurada la idea de la joyería como parte del total look, del toque final. Por eso también, se debe acompañar con diseños ad hoc las tendencias de temporada.

¿Por qué te parece que la gente sigue necesitando vestir joyas?

Porque la joyería da luz, aporta brillo, te mejora el look y estado de ánimo.

¿Tus desafíos, de ahora en más?

Me parece importante dar a conocer más la gemología, concientizar a la gente del sector y a los consumidores sobre lo que es verdadero o falso. Circula -sobre todo hoy en redes sociales- mucha publicidad engañosa sobre piezas, por ejemplo, que dicen ser “de oro” y no son ni bañadas en ese metal. Creo que divulgar los conocimientos básicos sobre esta métier y sus materiales es la mejor herramienta para combatir la desinformación y el fraude en este ambiente, algo bastante frecuente.

¿En que trabajás actualmente?

Recientemente presenté junto a Element&Co la Menina Joya Lustre de Mar, realizada en madreperla y coronada con una tiara en oro 18K, diamantes y esfaleritas españolas que se encuentra exhibida en el hotel VP Design Plaza de España.

Participaré en eventos internacionales tales como ExpoGema Madrid, Madrid Joya e Inhorgenta en Alemania.

He sido nominada para la Estrella de Oro por la excelencia empresarial en Madrid y para The Orion Star Awards 2020 en Inglaterra como Diseñadora de Accesorios del año.

¿Extrañás tus pagos?

Como habrás notado muchas de mis colecciones están inspiradas en temas de Argentina, uno nunca se va del todo, siempre hay motivos y afectos para volver. No tengo fechas fijas para viajar a ver a mi familia y amigos, pero trato de ir cada tanto.


Comentarios


Más Especiales

Máxima y Letizia son clientas de esta joyera patagónica