Menem acusó a Ruckauf de "pasarse al enemigo"

Lejos de la autocrítica, prefirió hablar de los logros de su gestión. El gobernador retrucó y lo acusó de querer perpetuarse en el poder.



Menem acusó a Carlos Ruckauf, quien le pidió al riojano la renuncia a la titularidad del PJ, de "estar pasándose al enemigo" y de esta forma caldeó el debate interno en el peronismo que podría concluir en un pronto llamado a elecciones para elegir autoridades partidarias.

Para Carlos Menem el pedido del gobernador peronista Ruckauf fue una provocación. A partir de ayer, el ex presidente dudará al recordar aquel dicho según el cual "para un peronista no hay nada mejor que otro peronista".

El ex presidente recurrió al fin a otra de las frase del general Juan Perón, quien dijo que "cuando un peronista empieza a atacar a otro peronista es porque se está pasando a las filas del enemigo", en respuesta al pedido de Ruckauf para que dé un paso al costado.

Menem cerró el seminario "La identidad del peronismo hoy", que se inició el jueves en el edificio de Matheu 130, y sólo hizo referencia a la crisis interna del PJ en dos oportunidades, ya que el resto de su alocución lo utilizó para defender su gestión.

Colaboradores de Ruckauf y varios dirigentes del menemismo coincidieron en que la disputa entre el riojano y el gobernador bonaerense se dirimiría en comicios internos con ambos como cabezas de listas para presidir el Consejo Nacional del PJ.

Luego de que hicieran uso de la palabra Julio Alak, intendente de La Plata, el titular del bloque de Diputados, Humberto Roggero, y el de Senadores, Augusto Alasino, le tocó el turno al ex presidente.

Menem inició su discurso y, para calmar a sus huestes -que clamaban "Volveremos, volveremos, volveremos otra vez/ volveremos a ser gobierno con el turco en el 2003"/, afirmó que "no quiero entrar en un enfrentamiento entre justicialistas. Yo quiero la unidad".

Sólo hacia el final de su discurso, Menem le respondió a Ruckauf y dejó tranquilo al organizador del seminario, Antonio Cafiero, quien le había pedido a ambos que se abstuvieran de mezclar la interna partidaria entre los temarios del foro.

El resto del discurso de Menem -en el que se notó la mano de Jorge Castro- fue un panegírico de su gestión, que incluyó devolución de críticas a la Alianza por el balance que se hace sobre el estado en el que encontró el país.

Dos legisladores del PJ consideraron que "el discurso fue de otra galaxia. No admitió errores y eludió la autocrítica, cuando todos los dirigentes que pasaron por el seminario marcaron las deudas y los errores de los últimos diez años".

Por su parte, Ruckauf respondió a los ataques del ex presidente:"Yo no lo ataqué a Menem. Salvo que él sienta que pedirle que de un paso al costado es atacarlo. O salvo que él sienta que cuando lo critico a Alderete ataco a un peronista " .

Y redobló su apuesta:"Pregúntenle a los ciudadanos si quieren que Menem sea el peronismo. Esto no puede ser tomado como un agravio porque sino nunca podríamos cambiar en los países de presidente. Bueno, él quisiera que nunca hubiéramos cambiado". (Télam, DyN)


Comentarios


Menem acusó a Ruckauf de "pasarse al enemigo"