Mensajeros, hartos de que les roben las motos

Denuncian una “zona liberada” en el centro de Neuquén, en la calle Rivadavia entre Córdoba y Santa Fe.

#

La pérdida de la moto implica para los que se dedican a esta actividad quedarse sin ingresos.

NEUQUÉN (AN).- Jóvenes que prestan servicio de mensajería calificaron de “liberada” la zona de calle Rivadavia entre Córdoba y Santa Fe donde a varios les han robado sus motos. Se pusieron de acuerdo, juntaron 200 firmas y solicitaron una audiencia con el Defensor del Pueblo. Reclaman vigilancia en el sector. Walter Rojas tiene una pequeña empresa de mensajería que es un emprendimiento que se generó para tener trabajo. “En febrero dejé la moto, una Zanella 125 cc, estacionada afuera del Policlínico de Neuquén, por el ingreso de la guardia en calle Rivadavia. Iba a entregar alimento para los pacientes que no pueden comer sólidos. Demoré diez minutos, cuando salí alguien había cortado la cadena y se había llevado la moto”, recordó el joven. Protestó porque nadie vio nada en plena mañana de un día laboral. Después de mucho sacrificio Walter se compró una Honda 125 cc para seguir trabajando y no perder a los pocos clientes que tenía. “Algunos conocidos me prestaron plata y hace un mes me compré una moto nueva para seguir trabajando. Llevo pagada la primer cuota y el lunes (pasado) me robaron de nuevo y en el mismo lugar. ¡Es increíble! Esa zona está liberada”, manifestó. Pero este no es el único mensajero que padece de la delincuencia en ese sector. “Tengo un compañero al que en poco más de un año le han robado unas 20 bicicletas en ese mismo lugar. Vamos a la policía y apenas nos ven nos dicen ‘ya sé, les volvieron a robar en el Policlínico’. Esto parece una joda”, se quejó Walter. Por su parte Eduardo Aragón, que trabaja en la empresa Ailuk, denunció que “en lo que va del mes nos robaron tres motos a los mensajeros y todas de la misma zona. Para nosotros la moto es un elemento de trabajo porque si no la tenemos no comemos”, dijo. Es por este motivo que juntaron 200 firmas entre todos los mensajeros y entregaron en la Defensoría del Pueblo una nota por la que solicitan una audiencia. “Con urgencia nos dirigimos a usted solicitando una audiencia. Somos prestadores de servicio de mensajería, trabajadores monotributistas que casi a diario sufrimos desde robos de nuestros medios de movilidad y otros abusos que en la audiencia lo comentaremos”, señala el pedido presentado ante Juan José Dutto. Mientras aguardan que les confirmen el día de la audiencia con el Defensor del Pueblo, los mensajeros articularan entre ellos un régimen de control para evitar que les sigan robando.


Comentarios


Mensajeros, hartos de que les roben las motos