Israel y Palestina se mostraron lejos de la paz en la conferencia de París

La cita fue duramente criticada por el primer ministro Benjamin Netanyahu. El cónclave se celebró apenas cinco días antes de que asuma el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien es mucho más cercano al Gobierno de Tel Aviv.

#

La conferencia expresó su apoyo a la solución Palestino-Israelí.(Foto: AP )

La conferencia para la paz en Cercano Oriente celebrada ayer en París expresó su apoyo a la solución de dos Estados y convocó a israelíes y palestinos a establecer negociaciones directas.

“La única vía para una paz duradera es una solución negociada de dos Estados, Israel y Palestina, que convivan en paz y seguridad”, indicó la declaración final de la conferencia, a la que acudieron representantes de unos 70 países y organizaciones regionales.

Pese a ello, la cita, a la que no asistieron israelíes ni palestinos, fue duramente criticada por el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que la calificó de “inútil”. “Su objetivo es imponer condiciones a Israel que no se corresponden con las necesidades nacionales”, dijo el jefe de Gobierno israelí. “Lleva a que los palestinos endurezcan sus posiciones y los aleja de las negociaciones directas sin condiciones previas”, consideró.

La conferencia se celebró apenas cinco días antes de que asuma el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien es mucho más cercano al Gobierno israelí que su antecesor, Barack Obama.

Netanyahu, que rechazó el encuentro en París y se negó a asistir, declaró que sólo considerará reunirse de forma directa con los palestinos. Los analistas creen que prefiere esperar a que asuma Trump en previsión de un giro de la política estadounidense hacia Cercano Oriente bajo su mandato.

Trump anunció, entre otras cosas, que tiene previsto trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén y reconocer a esa ciudad como la capital de Israel.

El gobierno francés calificó de “provocación” la idea sobre el traslado de la embajada. “Creo que eso tendrá consecuencias graves”, dijo en entrevista con la emisora France 3, el ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Marc Ayrault.

También el Reino Unido cuestionó la conferencia sobre Cercano Oriente celebrada ayer en París y aseguró que no firmó la declaración final del encuentro.

“Tenemos nuestras reservas sobre una conferencia internacional destinada a avanzar en la paz entre las partes que no las incluye y de hecho tiene lugar en contra del deseo de los israelíes”, señaló un comunicado del Ministerio de Exteriores.

Además, los británicos apuntaron que el encuentro se llevó adelante pocos días antes de la asunción del nuevo presidente estadounidense, Donald Trump.

“Existe el riesgo por lo tanto de que esta conferencia endurezca las posiciones, cuando necesitamos alentar las condiciones para la paz”, añadió el texto.

“La Conferencia lleva a que los palestinos endurezcan sus posiciones y los aleja de las negociaciones directas”.

Benjamin Netanyahu,

primer ministro israelí.

Datos

“La Conferencia lleva a que los palestinos endurezcan sus posiciones y los aleja de las negociaciones directas”.

Comentarios


Israel y Palestina se mostraron lejos de la paz en la conferencia de París