Mi sagrado intento




Hoy después de tanto, de una vida andando entre amor y golpe, risas y dolores, me encuentro rozando el mítico fondo en el mismo borde donde estoy pensando.

Lo que fue se ha ido en el mismo río

que miré de niño y veré mañana

ese mismo río que tanto yo amaba.

Me quedé de pronto bajo las estrellas

de una noche inmensa rodeándolo todo,

buscando yo solo, entre las malezas

el oro perdido jugado en mil mesas.

Parado en el centro, en el mismo centro

donde vive todo, cuidando los leños

de un fuego remoto.

Simple frente al tiempo acepto mi reto

y lo enfrento solo, va cambiando el mundo, en silencio dejo que ese noble viento que viene del cielo, reavive las brasas que estaban dormidas, cómodas adentro, y entonces despierte alumbrando el faro en la noche oscura mi sagrado intento.

Roberto Savasta

BARILOCHE


Temas

poesia

Comentarios


Mi sagrado intento