Miceli, más complicada en el juicio por el dinero en el baño

Empleada dijo que la exministra de Economía “no dijo nada” cuando le devolvieron los bolsos con grandes fajos.

Archivo

BUENOS AIRES (DyN).- Felisa Miceli “no dijo absolutamente nada” cuando era ministra de Economía y su secretaria privada le devolvió la bolsa con 100.000 pesos y 31.670 dólares que policías habían hallado en el baño privado de su despacho, ante lo cual la asistente también mantuvo silencio porque “las secretarias no preguntan”. Así lo reveló María Teresa Barco, la secretaria privada que el 5 de junio de 2007 le restituyó la plata, al declarar como testigo ante el Tribunal Oral Federal 2 (TOF2) que enjuicia a Miceli por aquel episodio, que pocas semanas después precipitó su renuncia a la cartera. Tanto el tribunal como la fiscalía la interrogaron sobre cómo reaccionó Miceli y qué dijo al momento de que le restituyera la bolsa: “No dijo absolutamente nada”, confió la testigo, y comentó que ella tampoco lo hizo porque “las secretarias no preguntamos”. “Yo le entregué la bolsa y me fui. Tenía con ella una relación de jefa a secretaria, no éramos amigas”, indicó la funcionaria, y confió que tampoco sabía si la ministra estaba buscando una nueva casa para comprar, tal como ella aseguró para justificar la existencia del dinero. Barco, más dos secretarias que testimoniaron ayer, Lucía Ferreira y María Buchea, recordaron que en la oficina “había una caja fuerte” para guardar plata y documentos, no obstante lo cual el dinero no estaba allí sino en una bolsa que colgaba de una percha en el armario del baño privado. En esta tercera audiencia, el tribunal y la fiscalía repreguntaron a la testigo Buchea, que en varios momentos se mostró dubitativa, y Miceli reaccionó airadamente pronunciando unas palabras a los jueces, que desde los asientos reservados al periodismo no llegaron a escucharse. “Señora: hable a través de su defensa”, la amonestó el presidente del TOF2 Jorge Gorini. Ello causó malestar en la ex ministra, a punto tal que en el cuarto intermedio salió al pasillo y al ver que el fiscal Guillermo Marijuan estaba conversando con los periodistas -entre ellos DyN- se acercó e intentó oír la charla: “Quiero enterarme de qué hablan”, dijo desafiante. En este juicio se trata de dilucidar la autoría material o no de Miceli de los cargos : “encubrimiento” de alguna maniobra financiera ilegal y “destrucción de documento público” por la desaparición del acta original sobre el hallazgo que labró la policía. Dos bomberos de la Brigada de Explosivos realizaron la revisión de rutina en el lugar, el 5 de junio de 2007 a las 6.40 de la mañana, y al encontrar un “ladrillo” con 100 mil pesos y dólares labraron un acta y avisaron a sus superiores.


Comentarios


Miceli, más complicada en el juicio por el dinero en el baño