Minivacaciones revitalizaron San Martín, pero con matices



#

»

El año con mayor cantidad de feriados largos que se recuerde hasta el presente ha sido revitalizante para la actividad turística en esta ciudad, según coinciden desde la Asociación Hotelera y Gastronómica, la Cámara de Turismo del Neuquén y la Cámara de Comercio.

Los registros favorables respecto del año anterior se dieron en los fines de semana largos desde abril hasta octubre. En cambio, si bien los carnavales de febrero hicieron un aporte importante en la ocupación, estuvieron por debajo de los números del 2011.

Desde la Asociación Hotelera y Gastronómica de San Martín de los Andes y en su calidad de presidente de la Cámara de Turismo del Neuquén, Marcelo Veiga (foto) destacó la buena performance que dejaron los feriados largos, en especial con los visitantes de la región del Comahue y otras zonas de Río Negro y Neuquén.

Veiga explicó que “por lo general hay acuerdo en que los feriados, cuando se transforman en fines de semana largos, impactan favorablemente, sobe todo en la gastronomía para aquellos destinos que son receptores, siendo la contracara aquellos que son emisores”.

“Este tema se ha tratado en varias ocasiones –continuó– en el seno de la Federación Hotelera y Gastronómica de la República Argentina y hay coincidencia en que se benefician los destinos turísticos y se contrae la actividad en los emisores, pero el balance final es bueno”.

A su turno, el presidente de la Cámara de Comercio de la ciudad, Javier Stordiau, dijo que “los fines de semana largos han demostrado ser muy buenos para el comercio en general, pero sería un error suponer que ese comportamiento se da para todos por igual”.

El gremialista empresario explicó que “una chocolatería que hace elaboración y tiene a seis, siete u ocho trabajadores a los que les tiene que dar franco o pagar el doble se encuentra con que no compensa el gasto con la venta al público por el feriado agregado. Lo mismo pasa, por ejemplo, con las inmobiliarias que tienen que hacer guardias y pagar a sus empleados. Por eso digo –insistió– que el resultado es bueno en general para el comercio, pero hay que poner la lupa porque hay matices”. (ASM)


Comentarios


Minivacaciones revitalizaron San Martín, pero con matices