Muerte del bebé: la madre tendrá pulsera electrónica

La joven de 18 años permanece en el hospital de Bariloche desde mayo. Un informe determinó que no hay motivos para que siga internada y esperará la definición procesal en la vivienda de un familiar.



Los fiscales Martín Lozada (jefe), Betiana Cendón y el adjunto Marcos Sosa Lukman intervienen en el caso de la muerte del bebé. (Archivo).

Los fiscales Martín Lozada (jefe), Betiana Cendón y el adjunto Marcos Sosa Lukman intervienen en el caso de la muerte del bebé. (Archivo).

La joven de 18 años que permanece en el hospital Ramón Carrillo tras la muerte de su bebé recién nacido, esperará la definición de su situación procesal en la vivienda de un familiar en Bariloche con pulsera electrónica.

La medida fue dispuesta por la jueza de Garantías, Romina Martini, en una audiencia judicial que se realizó esta mañana y en la que la fiscalía, la querella y la defensa, estuvieron de acuerdo en la disposición.

La joven parió un bebé el 12 de mayo pasado en una habitación de una vivienda de la zona Este de Bariloche. El niño nació con vida pero murió por asfixia minutos más tarde. Desde entonces la mujer permanece internada en el hospital.

En materia procesal, la Justicia todavía no definió si la joven será imputada por el presunto homicidio del bebé. El caso será definido por el Tribunal de Impugnación que espera el resultado de pericias médicas que se le practican a la joven para determinar si está en condiciones de afrontar un proceso penal.

El fiscal jefe Martín Lozada precisó a “Río Negro” que la audiencia realizada hoy fue motivada por un informe del hospital zonal que señalaba que la joven “carece de criterio de internación”. Esta situación fue confirmada por el Cuerpo Médico Forense y a partir de allí se analizaron alternativas para garantizar que la joven esté disponible ante la Justicia.

El hospital propuso que la joven sea alojada en la vivienda de un familiar en la ciudad. La fiscalía consideró factible esa medida y planteó la opción de colocarle un dispositivo electrónico “que no cercene sus derechos ni restrinja su movilidad pero sí que condicione su permanencia en la ciudad”, explicó Lozada.

El defensor oficial Marcos Cicciarelo estuvo de acuerdo con la medida propuesta, al igual que la querella del caso.

Referentes judiciales admitieron que esta situación es extraordinaria por la complejidad del caso.

La joven no se encuentra en calidad de detenida debido a que no hay formulación de cargos hasta el momento.


Comentarios


Muerte del bebé: la madre tendrá pulsera electrónica