Multa récord para otro gigante tecnológico

La UE impuso a Intel una sanción de 1.440 millones de dólares. Acusan de monopolio al mayor fabricante de microprocesadores. La mira apunta ahora a Google por la concentración de publicidad.





BRUSELAS.- La Comisión Europea impuso ayer una multa récord de 1.060 millones de euros (1.450 millones de dólares) a la empresa estadounidense Intel, el mayor fabricante mundial de chips, por intentar desplazar a su competidor AMD haciendo uso de su posición de dominio en el mercado de los chips.

La comisión comprobó que entre 2002 y 2007, Intel «apeló a prácticas violatorias de la libre competencia para excluir básicamente a su único competidor y reducir las opciones de los consumidores en el mercado mundial de los chips X86», declaró la comisaria de Competencia de la Unión Europea, Nelie Kroes.

«Es la mayor multa que jamás hayamos impuesto», recalcó. «Intel ha perjudicado a millones de consumidores de forma deliberada al obrar de modo de mantener a los competidores fuera del mercado durante cinco años, por lo que no debe sorprender el monto de la sanción», agregó.

Kroes dijo que espera que la cuantía de la multa envíe «una señal a los mercados de que estamos ante un grave problema».

Hasta ahora, la multa más elevada impuesta por la Unión Europea a una empresa privada por prácticas violatorias de la libre competencia fue la que tuvo que pagar el año pasado el gigante de computación Microsoft, de 899 millones de euros (1.226 millones de dólares).

La Comisión Europea abrió expediente contra Intel por una denuncia de la Advanced Micro Devices -más conocida como AMD- en 2001.

Durante la investigación, las autoridades europeas constataron que Intel había excluido a sus competidores del mercado al ofrecer generosos descuentos a fabricantes de ordenadores, a condición de que hicieran uso exclusivo de sus chips.

También les pagó a los fabricantes para que demorasen el lanzamiento de productos de AMD y sobornó a grandes tiendas de artículos electrónicos como la alemana Media Markt para que dejasen de comercializar productos de AMD.

Kroes demandó a Intel que «abandone sus prácticas ilegales de inmediato» y acusó a la compañía de «ir muy lejos para encubrir muchas de sus acciones violatorias de la libre competencia». La decisión fue saludada por grupos de defensa de derechos del consumidor.

La Organización de Consumidores Europeos (BEUC) afirmó que la gente había estado pagando «demasiado por sus ordenadores por las prácticas anticompetencia de Intel» y exigió indemnizaciones para los consumidores. AMD, por su parte, emitió un comunicado en el que celebró la decisión que espera que «desplace el poder de un monopolista abusivo hacia los fabricantes de ordenadores, los comercios y ante todo hacia los consumidores».

Intel anunció que recurrirá la decisión.

Tras la condena de Microsoft e Intel por abuso de posición dominante en Europa, otro gigante tecnológico estadounidense se encuentra en el ojo de la tormenta: Google, con su posición ineludible en la búsqueda y la publicidad en internet.

Microsoft ha hecho del papel preeminente de Google un eje de defensa en la investigación de la UE acerca de otro abuso potencial de posición dominante, la integración automática de su navegador Internet Explorer en el sistema de explotación Windows. El gigante estadounidense de programas informáticos argumenta en efecto que «si hay una firma que salga ganando en este caso, es Google», según una fuente cercana al expediente. (AP)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Multa récord para otro gigante tecnológico