La temperatura en Europa aumentó el doble que la media mundial en las últimas décadas

"En 2022, muchos países de Europa occidental y suroccidental vivieron su año más cálido jamás registrado. El verano fue el más caluroso del que se tiene constancia", advirtieron especialistas.

La temperatura en Europa aumentó el doble que la media mundial desde los años ochenta y en 2022 se elevó aproximadamente 2,3 grados por encima del período preindustrial (1850-1900), informaron hoy la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) de la Unión Europea (UE).

Mientras la ola de calor se extiende por el viejo continente, con temperatura récord en varios países de la región, los organismos encargados de estudiar la meteorología publicaron la segunda edición del informe «Estado del clima en Europa 2022», en la Sexta Conferencia Europea de Adaptación al Cambio Climático, celebrada en Dublín, Irlanda.

En el informe explicaron que desde los años ochenta la temperatura en Europa aumentó el doble que la temperatura media mundial. En 2022 la temperatura en la región se elevó aproximadamente 2,3 grados por encima de la media del período preindustrial (1850-1900), el valor utilizado como referencia en el Acuerdo de París sobre el cambio climático.

«En 2022, muchos países de Europa occidental y suroccidental vivieron su año más cálido jamás registrado. El verano fue el más caluroso del que se tiene constancia: las altas temperaturas exacerbaron las graves condiciones de sequía generalizada, alimentaron violentos incendios forestales que calcinaron la segunda mayor superficie de la historia y produjeron un exceso de mortalidad debido al calor del orden de miles de defunciones», afirmó el secretario general de la OMM, Petteri Taalas, en un comunicado publicado en la web del organismo.

Según la información de la Base de Datos Internacional sobre Desastres (EM-DAT), en 2022 los peligros meteorológicos, hidrológicos y climáticos causaron en Europa 16.365 víctimas mortales y afectaron directamente a 156.000 personas.

«El estrés térmico sin precedentes que los europeos sufrieron en 2022 fue uno de los principales causantes del exceso de mortalidad registrado en Europa a raíz de las condiciones meteorológicas. Desafortunadamente, no puede considerarse un hecho puntual ni un episodio debido a una anomalía
climática. Según nuestro conocimiento actual del sistema climático y de su evolución, este tipo de fenómenos forman parte de una tendencia que incrementará la frecuencia y la intensidad de los episodios extremos de estrés térmico en toda la región«, advirtió Carlo Buontempo, director del
C3S.

Ante este escenario, el informe de los organismos destacó que por primera vez el año pasado se generó más electricidad con fuentes renovables que con gas natural, una fuente de energía contaminante. En 2022 la energía eólica y la energía solar produjeron un 22,3 % de la electricidad de la UE, superando al gas natural, que fue del 20%.

«Por primera vez en la historia, en la UE se generó más electricidad a partir de energía eólica y solar que a partir de gas natural. Para reducir la dependencia de los combustibles fósiles es crucial incrementar el uso de las energías renovables y las fuentes de energía con bajas emisiones de carbono», explicó Taalas.

«Los servicios climáticos son fundamentales para asegurar la resiliencia de los sistemas energéticos frente a las perturbaciones climáticas, planificar su funcionamiento y fundamentar las medidas destinadas a potenciar la eficiencia energética», concluyó.

Agencia Télam.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios