Análisis: Garantizar los servicios esenciales

Esta semana hubo avances en uno de los temas que involucran a los habitantes de las dos ciudades, Cutral Co y Plaza Huincul. Los fondos del ENIM, otra vez, clave. Pero, ¿cómo?





Esta semana hubo avances en uno de los temas que involucran a los habitantes de las dos ciudades, Cutral Co y Plaza Huincul, y que significa mejorar la calidad de vida con uno de los servicios esenciales: el agua. La firma de convenio para ampliar un tramo en el ducto del lago Los Barreales dio el puntapié hacia la construcción.

Se conoció así la empresa que se encargará de su ejecución -la firma CODAM SA- y si bien las autoridades fueron optimistas al señalar que es probable que termine antes del plazo fijado, el representante de la firma aclaró que la materia prima con la que se ejecutan los caños es importada y solo su fabricación demanda 60 días, por lo menos.

Todo lo anterior si no hay otros imponderables permitirán marcar los plazos de ejecución. Otra de las cuestiones que suele plantearse cuando de una obra de esta magnitud, unos 500 millones de pesos, es la demanda de mano de obra local que se ocupará.

Y aquí también fue claro el empresario: en lo que sea obra civil se podrá tomar al personal aunque para el grueso que es instalación de los caños y el ensamble se requerirá de maquinaria con mano de obra especializada, sobre todo en las tareas de soldadura.

Para fin de año podría estar concluida la ampliación de los 10 kilómetros de caño y el sistema de filtros que se requiere para potabilizar el líquido. Eso implicará duplicar el caudal que se entrega en la actualidad desde este sistema que opera el EPAS.

Aquí, una vez más el dinero que proviene del ente ENIM vuelve a ser el sostén desde el que echan mano las autoridades para trabajos, que de otro modo, no podrían ejecutarse por el monto de inversión que implican.

Este punto -el de destinar fondos a obras de infraestructura- es el que suele ser motivo de discusión por quienes son críticos de la administración del organismo intermunicipal.

Sucede que el principal objetivo de su creación fue promover la tan mentada reconversión productiva. El flanco débil se observa en los créditos millonarios que se entregaron cuando recién empezó a funcionar el ENIM y que fracasaron. Si bien algunos de ellos lograron ser recuperados vía legal -los procesos judiciales tardan muchos años.

El lado positivo son las líneas crediticias a las que acceden en montos de menor escala, empresas más pequeñas, emprendedores, comerciantes, taxistas y remiseros hasta emprendimientos familiares.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Análisis: Garantizar los servicios esenciales