El municipio de Bariloche cerró acuerdo con la CEB para pagar una millonaria deuda

La Municipalidad se comprometió a saldarla en casi 46 millones de pesos en 24 cuotas mensuales. El pasivo aumentó en los años últimos por el consumo en los barrios vulnerables y tomas de la ciudad, cuyo costo asumió la comuna, pero no pagó regularmente.

Luego de años de negociaciones, el municipio llegó a un acuerdo con la CEB para compensar deudas por consumos eléctricos, tasas y otras obligaciones mutuas acumuladas desde 2005.

La reconstrucción contable permitió documentar impagos por 295,8 millones de pesos, pero el saldo favorece a la Cooperativa, en un monto cercano a los 46 millones.

Las acreencias de la prestadora eléctrica se engrosaron durante años por los consumos eléctricos en las tomas de tierra y barrios “vulnerables”, que el municipio asumió a su cargo desde la gestión del intendente Marcelo Cascón (2008/2011), pero nunca abonó en tiempo y forma.

El acuerdo alcanzado define en su cláusula tercera que “atento al detalle de deudas y créditos recíprocos expuestos por las partes” el saldo a favor de la CEB quedó determinado en 45.614.870 pesos, que el municipio se comprometió a pagar en 24 cuotas mensuales de 1,9 millones de pesos, cargados con un interés sobre saldos con aplicación de “la tasa corriente de las obligaciones fiscales municipales”.

El municipio acumuló deudas también por las facturas eléctricas de sus dependencias y a su vez le reclama a la CEB el pago de la tasa especial de servicio eléctrico, que fue fijado por ordenanza en el 3% de la facturación bruta. Pero la Cooperativa dejó de pagar ese gravamen cuando el municipio comenzó a desconocer los reclamos derivados de los medidores comunitarios de energía colocados en las tomas.

Las gestiones para alcanzar un acuerdo llevaron largo tiempo e incluyeron la conciliación de multas, recargos, intereses y “peritajes de contraste”, cuyo costo será afrontado por la CEB y el municipio en partes iguales.


Voluntad de no incurrir en nuevos atrasos


“Realizada la presente compensación y reconocimiento de deuda”, el acuerdo da cuenta también de la voluntad de las partes de no incurrir en nuevos atrasos. La municipalidad “manifiesta que abonará a sus vencimientos los consumos facturados de la energía sobre las instalaciones de uso municipal”.

Los créditos que resulten de cruzar esos montos con la tasa aplicada a la distribución eléctrica en el ejido de Bariloche “se conciliarán mensualmente contra los créditos de la CEB” por los convenios de tomas y asentamientos, vigentes desde hace 14 años.

La deuda municipal llegó a superar lo 300 millones de pesos, pero en los últimos años fue reducida parcialmente mediante la entrega “a cuenta” de dos camiones que la CEB necesitaba para la desobstrucción de ductos cloacales, siempre a la espera de una compensación.

En la actualidad la facturación mensual que emite la Cooperativa por consumos de energía en edificios municipales ronda los 3,1 millones de pesos y la que se remite al Instituto de Tierras y Viviendas por la electricidad suministrada en las tomas supera los 5,8 millones.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios