La «realidad» detrás de la toma de casas en Vaca Muerta

El intendente Milton Morales mencionó que, frente al pedido que desalojen esas viviendas, algunas familias acataron la medida pero que algunas continúan dentro de las casas.





El martes por la tarde noche varias familias ingresaron a un Plan de Viviendas con el fin de tomar esas casas. El intendente, Milton Morales, asegura que detrás de este conflicto, la «realidad» es que no cuentan con una infraestructura capaz de alojar a todas las personas que deciden ir a vivir en Añelo. 

El hecho sucedió el martes, luego que 60 familias decidieron tomar unas viviendas en construcción. El intendente solicitó a cada una de esas familias que se retiren del lugar, frente a ese pedido, Morales informó en Radio Capital que algunas acataron el pedido, pero aún hay otras que continúan dentro de las viviendas.  

El intendente detalló que ingresan entre dos, tres y hasta cuatro familias por semana, “dependiendo de la cantidad de anuncios que se hagan con el desarrollo de Vaca Muerta”. Asegura que muchos de ellos llegan tentados por el trabajo petrolero, sin embargo, no cuentan con una infraestructura acorde a la cantidad de personas que buscan vivir ahí. 

“Es muy difícil desarrollar infraestructura, el Estado municipal no tiene las condiciones para seguir desarrollando loteos” sentenció Morales. Esperan que el gobierno nacional o el provincial puedan financiar, para poder sostener este crecimiento. 

Añelo ya cuenta con 8.000 habitantes

Morales comentó que cuentan con el 0,8% de coparticipación, ya que en su momento sólo había 500 habitantes, pero que hoy cuentan con más de 8 mil ciudadanos. Frente a las repercusiones inmediatas que tiene la localidad, debido a que el foco de atención está puesto sobre Vaca Muerta, el intendente señaló que “ojalá fuesen sobre infraestructura y desarrollo” 

En ese sentido, Morales mencionó que trabajan en conjunto con Desarrollo Social ya que muchas de las personas deciden trasladarse desde otras provincias en busca de trabajo, lo hacen con toda su familia. Sin embargo, cuando arriban a la localidad “se dan cuenta que es otra la realidad” sentenció y asegura que es difícil encontrar trabajo o sostener un alquiler, por lo cual trabajan para que esas familias puedan volver a sus provincias de origen. 

Para el aniversario de Añelo, en octubre del año pasado, el intendente comentó a RÍO NEGRO que el 95% de los docentes no viven ahí, sino que se trasladan en transporte, la misma situación ocurre con los médicos. En ese sentido dijo que esto obedece a “a la falta de infraestructura donde no hemos llegado al punto ideal para contener las necesidades”.

Incluso, mencionó que muchos jóvenes no tienen posibilidad de continuar con sus estudios superiores y deben migrar. 


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La «realidad» detrás de la toma de casas en Vaca Muerta