No se sabe cuánto saldrá el traslado del nuevo CAN, pero inicia el cobro de la tasa que lo pagará

El Complejo Ambiental Neuquén (CAN) recibe unas 140 toneladas de residuos por día. Tiene un tiempo estimado de 3 años años más en el lugar y la actividad se deberá trasladar al nuevo ejido. Las cavas actuales deberán ser espacios verdes.

En enero, con la vigencia de la ordenanza tarifaria de este año para la ciudad, comienza a regir la tasa por “traslado del CAN” (Complejo Ambiental Neuquén) como nuevo tributo municipal creado en la sesión del 30 de noviembre. Está previsto que se cobre con la facturación del consumo de energía eléctrica tanto de usuarios residenciales como de grandes superficies.

Según se fijó, los contribuyentes neuquinos con medidores, pagarán 3.114 pesos y 4.368 pesos (residenciales y TIG), mientras que los comerciantes (T2) deberán abonar 18.586 pesos y grandes usuarios (T3) 164.777 pesos.

A pesar de que se podrá comenzar a recaudar los fondos para el traslado, no hay un proyecto ejecutivo o estimación sobre el valor del proceso de traslado y cambio. Desde la comuna se indicó que los estudios y la planificación de lo existente y la transformación del lugar «son parte de los costos que llevará ese traslado» del nuevo CAN.

No hay información certera de cuántos son los residenciales, comerciantes y grandes usuarios de energía en Neuquén, que son la base de cálculo para la tasa del «traslado del nuevo CAN». En la página de la cooperativa se informó de más de 89.700 socios activos de casi 200.000 socios. Las últimas declaraciones de voceros autorizados cifraron el número de residenciales en 90.000, mientras que los concejales del oficialismo que aprobaron la ordenanza el 30 de noviembre, indicaron que los residenciales contenidos en la primeras dos categorías, serían unos 105.000 socios.

El cobro de esa tasa en la boleta de CALF está en discusión en el juzgado civil 3, sin embargo, el tributo fue creado en la tarifaria 2024 y si los amparistas autoconvocados logran que no se perciba en esa boleta, podrá ser cobrada con el resto de las tasas, por otro medio.

No hay una precisión de cuánto saldrá el denominado “traslado del CAN”, sí se sabe que el actual complejo tiene espacio para el acopio de residuos por los próximos 3 años. Se prevé que en ese tiempo, se disponga de un nuevo lugar en las 8.000 hectáreas anexadas como el nuevo ejido, para que el nuevo CAN funcione en la ampliación de la ciudad.

Está previsto, al menos en las proyecciones, que el nuevo CAN se dispongan unas 100 hectáreas para el tratamiento de los residuos domiciliarios de la ciudad capital.

“Se prevé que sea un proyecto superador de lo que hay, para procesar la mayor cantidad de basura posible. No será barato, es un mega proyecto de más de 100 hectáreas, el doble de lo que hay ahora, es una proyección de la ciudad para futuras generaciones”, dijo Gastón Contardi, secretario de Innovación y Gestión Estratégica.

En el nuevo complejo involucrará una intervención de las áreas de medio ambiente, servicios públicos y obras públicas.

Previo a la consolidación del proyecto ejecutivo, se requerirán de infraestructrura para todo el sector que involucra la electrificación para las el desarrollo del Nuevo Parque Industrial y que prevea la puesta en marcha del Complejo o Parque Solar, ambos proyectos en desarrollo para el mismo sector de ampliación del ejido de Neuquén.

“Avanzamos hasta ahora en algunas normas para la ejecución” del proyecto total, como la creación del Instituto Municipal de Urbanismo y Hábitat (IMUH) por lo que se pudo desarrollar el proyecto de lotes con servicios”, sostuvo Contardi.

Agregó que la gestión prevé nuevos lotes con servicios en el nuevo ejido. Para esos cuatro pilares (nuevos lotes con servicios, parque solar, nuevo PIN y nuevo CAN) se requiere de una nueva estación transformadora de 132 megas que “será el corazón del proyecto de desarrollo de las 8.000 hectáreas”, ponderó el secretario estratégico del municipio.


El predio actual deberá ser el nuevo espacio verde de la meseta


El actual espacio, de 50 hectáreas, deberá ser reconvertido en un “gran pulmón verde” y se trasladará a las nuevas 8.000 hectáreas el equipamiento existente. Lo que está enterrado, en inmediaciones del las 1200 familias que fueron reubicadas en los alrededores (ex toma Casimiro y nueva urbanización del lote 34) se convertirá en espacio verde.

Las familias reubicadas de la ex toma Casimiro en el denominado lote 34, estan en las inmediaciones del Complejo Ambiental Neuquén. En total son más de 1.200 reubicados en esa zona. (foto Matias Subat)

Según datos de la comuna, ahora el CAN recibe 140 toneladas al mes, de las cuales 100 corresponde a la ciudad capital y el resto corresponde a acuerdos con privados y con otros municipios.

Cliba, que lleva los residuos domiciliarios al lugar tanto para el municipio de Neuquén como de otras comunas de las cuales tiene concesión, logró la ampliación de contrato en octubre por un año más. Sólo en 2023, el presupuesto con la firma fue readecuado a 2.500 millones de pesos.

Las cavas donde se depositanlos residuos deberán ser tratadas para que alli funcione un área verde (foto Matías Subat)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora