Proyectan reubicar a más familias que tomaron terrenos en Neuquén

El denominado Lote 34 fue proyectado inicialmente con 420 lugares, pero puede ampliarse hasta 800. Son terrenos de 150 metros cuadrados.

El Lote 34, al norte de la urbanización Nueva Esperanza rural, avanza en el desarrollo de la infraestructura eléctrica para reubicar allí a los pobladores que acordaron con el Municipio de Neuquén salir de las usurpaciones que comenzaron días antes de la asunción de Mariano Gaido como intendente.

Se trata de un sector de más de 15 hectáreas ubicadas detrás del Complejo Ambiental Neuquén (CAN). Sus vecinos al este, más de 360 familias en el sector de la toma El Mirador o sector rural de Nueva Esperanza (en casas precarias o de esfuerzo propio en un sector no urbanizado) miran con expectativa la colocación de servicios de los que carecen: agua y luz eléctrica, en condiciones de legalidad.

La previsión total en este espacio (Lote 34) organizado hasta el momento es de 420 lotes, con una capacidad eventual de más de 800. Los terrenos se ejecutaron de 150 metros cuadrados: 7,50 metros de ancho por 20 de largo.

En el lugar serán relocalizadas unas 350 familias asentadas en la Casimiro Gómez y que están a la expectativa del traslado. También los que acordaron irse de la usurpación en la autovía hace 2 años, además de acuerdos logrados con las familias de la extoma Confluencia, en los primeros meses de gobierno del MPN.

La comuna proyecta allí también la relocalización de las familias que protagonizaron hace poco una usurpación en terrenos privados de Valentina, con los que recién se inició el proceso de acuerdos.

El flamante Instituto Municipal de Urbanismo y Hábitat (IMUH) es el encargado de toda la operatoria tanto de regularización en la ciudad de los sectores que surgieron como tomas como de los nuevos loteos sociales. También de loteos con servicios, un plan para familias que están anotadas en mutuales, cooperativas y organizaciones intermedias (35 en total) y que van pagando en cuotas el ingreso a la urbanización que previamente el IMUH diagramó en los sectores tres y siete de la Autovía Norte, por ejemplo.

En el sector del Lote 34 “arrancamos con 420 lotes en la primera etapa y tenemos grandes avances en la obra eléctrica”, indicó el presidente del IMUH, Marco Zapata. Aclaró que “trabajaremos con familias de distintos sectores: con cooperativas, con demanda libre y también con reubicaciones judiciales”.
Detalló que se efectuó el relleno sobre la platea para facilitar la instalación de las viviendas.
Zapata destacó que el IMUH abordó la regularización de 10 asentamientos con obras eléctricas avanzadas.

Son asentamientos de larga data que construyeron sus viviendas en ochavas que para regularizar los servicios, se requieren despejar para la operatoria eléctrica o el diagrama del gas. En la toma 26 de Agosto (Gran Neuquén Sur) y en la toma Pacífica -a continuación de Gregorio Álvarez- se trabaja en estos diagramas.


Reubicaciones para viejos asentamientos


La toma 26 de Agosto en Cayastá y avenida del Trabajador. Foto: Yamil Regules.

“Nos encontramos con espacios públicos invadidos en estos asentamientos históricos, donde para hacer las obras de infraestructura, tenemos que liberar espacio público. En ese caso, hablamos de reubicaciones de familias que construyeron sus casas en un lugar inadecuado hace 15 ó 20 años y el Estado no lo detectó”, dijo el titular del IMUH, Marco Zapata.

En el sector de la toma 26 de Agosto (integrada por 101 familias) hay unas 10 casas que serán desplazadas. El IMUH construirá viviendas -por el sistema nacional de Regularización de barrios- que se entregarán en septiembre. “El ancho no nos permitía hacer la obra de gas y una obra eléctrica para el sector, vamos a llevar a estas 10 familias a un espacio que está resguardado a viviendas de 2 ó 3 dormitorios, donde tengan posibilidad de ampliar”, sostuvo.

En la toma Pacífica, ubicada en avenida del Trabajador a continuación de Gregorio Álvarez, viven 287 familias.

En Pacífica, sector Morro (en la parte superior) y juvenil (en el faldeo de la barda) hay unas 10 viviendas, dijo Zapata, que “corren riesgo”. Allí no pueden llegar los servicios de emergencia y las lluvias pueden generar graves problemas.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora