Walter Cortés vuelve a poner en debate hoy la emergencia para Bariloche

Hasta ayer había negociaciones en busca de los 8 votos necesarios para su aprobación. El jueves pasado se levantó la sesión por falta de quórum.

El proyecto del intendente Walter Cortés para declarar la emergencia económica y habitacional en Bariloche tendrá hoy una nueva oportunidad, luego de una ajetreada ronda de reuniones con concejales de la oposición en la búsqueda de los votos que eviten un nuevo revés, como el del último jueves.

Cortés y sus colaboradores aceptaron revisar el texto, asimilaron algunas de las sugerencias expresadas por escrito por JSRN, Incluyendo Bariloche y otros bloques, y ayer a última hora iban a remitirles un proyecto “reformulado”, a la espera de conseguir los ansiados ocho votos.

La sesión extraordinaria que se realizó la semana pasada con el mismo fin fracasó por falta de quórum. Seis de los once concejales decidieron no presentarse, con críticas al contenido del proyecto, a “la falta de un plan de gobierno” que lo sustente y también a la presencia hostil de algunos militantes sindicales, dispuestos a presionar por la aprobación.

El presidente del Concejo, Gerardo del Río (PUL) dijo ayer que el acuerdo estaba encaminado, aunque no quiso brindar presiciones sobre los términos, ni los puntos revisados.

La emergencia tiene un capítulo económico, que habilita al Ejecutivo a realizar contrataciones directas, propicia la revisión del contrato del transporte y habilita gestiones para refinanciar la deuda municipal, entre otros puntos. También incluye un largo apartado sobre planeamiento urbano, a fin de agilizar la aprobación de nuevos emprendimientos privados, con la condición de que aporten tierras para realizar loteos sociales.

El viernes y también ayer hubo febriles contactos entre Cortés y los concejales de oposición para evaluar posibles cambios. En esa negociación quedó apartado en las últimas horas el jefe de Gabinete, Héctor Leguizamón Pondal, por motivos que no trascendieron.

La presidenta del bloque de JSRN, Natalia Almonacid, dijo ayer por la tarde que que realizaron algunos aportes por escrito y estaban a la espera de ver cuáles habían sido acogidos por el oficialismo. “Todavía no tenemos el reformulado”, afirmó.

Según detalló, en la emergencia económica aspiran a retirar “todas aquellas cosas que el intendente ya puede hacer y no necesita una declaración de emergencia. Por ejemplo la renegociación del contrato del transporte urbano, o la contratación de personal transitorio”.

Almonacid dijo que incluir eso en la ordenanza es innecesario. “Es como si el intendente quisiera hacernos responsables de decisiones que tiene atribuciones para tomar por su cuenta”, señaló la concejal.

La lupa más grande la pusieron en el tema habitacional, ya que la emergencia desbroza la legislación vigente para favorecer a los emprendedores, con permisos y licencias que hasta ahora no existen. Según Almonacid, realizaron por escrito una propuesta “superadora”, con el objetivo de garantizar que la aprobación de parámetros para nuevos loteos se puedan acelerar, pero siempre pasen como instancia final por el Concejo para su aprobación.

Una herramienta sería la de comproterse a dar “urgente tratamiento” a esos proyectos en el Deliberante, con un plazo de 45 días.

Dijo que les pareció controvertido que en el texto original aparezca una eximición a los desarrolladores en la obligación de ceder áreas de reserva ecológica y espacios verdes, como está legislado desde hace años en el Código, con el fin de ampliar los cupos destinados a solucionar la demanda habitacional.

Los opositores propusieron “una redacción más cuidada” y tuvieron buena recepción, pero esperan verla en el proyecto que hoy tratarán en la mesa.

Entre otras modificaciones sugirieron eliminar de los futuros loteos promovidos la delegación Lago Moreno y también la ladera norte del cerro Otto, que concentran las zonas de mayor fragilidad ambiental. Según Almonacid, el oficialismo aceptó ese cambio.

También pidieron legislar con mayor precisión los alcances de la plusvalía, es decir la cesión de tierras en favor del municipio (o la realización de obras) a la que están obligados los privados cuando obtienen habilitación para nuevos loteos. “Es algo bastante complejo, la planificación urbana de la ciudad no se puede resolver en cuatro días”, dijo Almonacid.

Leandro Costa Brutten, presidente del bloque Incluyendo, también se mostró predispuesto a sesionar hoy si se aceptan sus observaciones. Dijo que realizaron planteos técnicos y si aparecen en el reformulado lo van a “evaluar y acompañar”.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios