Murió el joven que fue baleado en un robo



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El lunes por la noche murió tras una breve agonía, el joven Diego Cárcamo, quien recibió un disparo en la cabeza durante el asalto cometido en la madrugada del domingo frente al barrio El Frutillar por tres jóvenes. Tres sospechosos fueron detenidos.

Después de entregarles a los delincuentes las monedas y los cigarrillos que tenían, Cárcamo y sus dos acompañantes creyeron que el riesgoso episodio había concluido, pero uno de los asaltantes le apoyó un revólver detrás de la oreja izquierda y le disparó. La bala afectó el tronco cerebral de la víctima y quedó alojada en su cráneo. Por eso no recuperó el conocimiento .

Ayer por la tarde velaban a Cárcamo en la capilla San Cayetano, del barrio El Frutillar, donde sus familiares estaban sin consuelo y los vecinos lamentaban la muerte del querido joven que además era futbolista del equipo local.

El juez Martín Lozada indagó ayer por la mañana a los tres detenidos, de 18, 17 y 15 años, y anunció que había sido hallada el arma con la que el menor de 17 años habría efectuado el disparo mortal. El sospechoso de 18 años ya se encuentra alojado en la cárcel de encausados, y los dos restantes en dependencias de Promoción Familiar de la provincia. De acuerdo con una versión

que circuló en los tribunales, el juez Lozada les habría atribuido a los tres sospechosos la comisión de un homicidio con alevosía, cuya pena supone la reclusión o prisión a perpetuidad.


Comentarios


Murió el joven que fue baleado en un robo