Neuquén necesitará 115 millones para cerrar el año

Sólo con el Credit Agricole, no llega a fin de año. Deberá buscar 30 millones más para cubrir el déficit.



La provincia del Neuquén necesitará para sortear sin problemas el último trimestre del año alrededor de 115 millones de pesos.

Para enfrentar este déficit, la administración de Felipe Sapag tiene previsto para los primeros días de noviembre un desembolso financiero de 85 millones de pesos.

El Credit Agricole aportará esta cifra en dos tramos ya licitados; el primero de 55 millones, que comprende la última parte del supercrédito de 200 millones autorizado oportunamente por la Legislatura, y 30 millones más que fueron ofrecidos hace tan solo un par de días atrás.

El desfinanciamiento progresivo que presenta la provincia en estos últimos meses muestra que el déficit operativo de las cuentas fiscales (ingresos corrientes me-nos egresos corrientes) superará para fines de año los 90 millones de pesos.

En un primer momento el ministro Silvio Ferracioli había previsto para el año '99 necesidades financieras del orden de los 200 millones. Con este panorama, envió el proyecto del presupuesto a la Legislatura provincial para que se estudie esta posibilidad de endeudamiento.

El presupuesto no se aprobó todavía, pero salió una ley que autorizaba este nivel de endeudamiento.

Hacia fines de agosto, el subsecretario de Hacienda de la provincia, Jorge Sabio, comenzó a hablar de la posibilidad de endeudarse en 30 millones más, cosa que se efectivizó a través del segundo tramo solicitado al Credit Agricole y la autorización consecuencia de un artículo que contempla al respecto la Ley de los 200 millones.

Ahora, conforme a un estudio elaborado por la Tesorería General de la Provincia (ver facsímil adjunto), se observa “que para hacer frente a las obligaciones del próximo mes de diciembre, incluido el sueldo anual complementario, sería necesario un financiamiento adicional del orden de los 30 millones de pesos”.

Para poder acceder a este nuevo endeudamiento, el gobierno deberá conseguir una nueva ley o la aprobación del presupuesto que hoy está en la Legislatura.

Sorteando este obstáculo, la deuda de la provincia, que inicialmente se proyectaba para fin de año en el orden de los 600 millones de pesos, superaría los 630 millones teniendo en cuenta este nuevo endeudamiento.

Mayor déficit

En el proyecto de presupuesto, enviado a la Legislatura a mediados del '99, se preveía un déficit primario del orden de los 52 millones de pesos.

Se consideraba un nivel de ingresos corrientes del orden de los 872 millones y egresos por 924 millones. Las proyecciones oficiales muestran ahora que el déficit alcanzará los 90 millones de pesos, es decir, un 70% superior al estimado en el proyecto del presupuesto.

“El mayor déficit observado se debe al aumento de los gastos corrientes, en especial al incremento de la masa salarial, y a una disminución sobre los recursos, dado especialmente por menores ingresos percibidos por coparticipación”, señaló en diálogo con este medio el ministro Silvio Ferracioli.

El fuerte desfinanciamiento que ha sufrido la provincia en el tercer trimestre del año plantea como fecha límite la inserción de los fondos solicitados al Credit Agricole para los primeros días de noviembre.

Los salarios de la administración pública de setiembre han sido cancelados con dinero de la cuenta unificada donde se contempla fondos del Iadep, EPEN y otros organismos provinciales.

De los 85 millones de pesos que prevén percibir en los próximos días, gran parte volverá a cada uno de los organismos que oportunamente prestaron para cancelar los haberes mencionados.

Retroceso

Conforme a la ejecución presupuestaria, durante el período 1996/1998 el gobierno de Felipe Sa-pag generó un superavit corriente del orden de los 250 millones de pesos.

Algo inédito en la historia de las finanzas neuquinas.

El mismo fue utilizado para hacer parte de la obra pública de ese período.

Las proyecciones para el presente año muestran que el déficit corriente superará los 90 millones de pesos. Todo un retroceso.

Pero más preocupante aún es el poco margen que le deja a la nueva administración para poder corregir estos desvíos.

La estructura de costos que presenta hoy el Estado neuquino es muy rígida, lo que quita posibilidades de llegar a un presupuesto equilibrado para el próximo año.


Comentarios


Neuquén necesitará 115 millones para cerrar el año