No dejaron ni las cámaras de seguridad

Los ladrones conocían bien la casa del empresario Nardanone.





NEUQUÉN (AN).- Los delincuentes que el lunes robaron en dos oportunidades la casa del empresario Pedro Nardanone conocían al dedillo los movimientos de la vivienda y además de 40.000 dólares se llevaron las cámaras de seguridad.

Los sujetos que habrían ido por segunda vez en el mismo día a buscar un auto importado que había en la casa escaparon a través del paredón de la casa vecina, del secretario de la Gestión Pública y Contrataciones del Estado, Rodolfo Laffitte.

El doble robo, como informó este diario, se produjo el lunes en Carlos H. Rodríguez 1.265 aprovechando que el polémico empresario Nardanone está de viaje fuera del país, más precisamente en Punta Cana, República Dominicana.

Laffitte además de funcionario es primo hermano del gobernador Jorge Sapag quien se preocupó especialmente por el caso y movilizó al lugar al ministro de Trabajo y Seguridad César Omar Pérez.

El robo se produjo en el mediodía del lunes en calle Carlos H. Rodríguez al 1.200 pero los delincuentes también volvieron, por más, a la noche.

La vivienda -que parece inexpugnable- cuenta con un sistema de seguridad satelital, que no fue obstáculo para los malvivientes que cortaron los cables de algunas de la cámaras y aprovecharon para llevarse una de las cámaras de seguridad y dos CPU que se utilizan para el resguardo de las imágenes. De todas formas, los pesquisas estiman que la empresa que brinda el servicio de seguridad debe tener un «backup» en la central.

Los malvivientes ingresaron por el portón y, como contaban con datos muy precisos, fueron a la recamara principal, que se ubica en la planta baja. Abrieron el último cajón de un mueble y accedieron a la caja fuerte que se encuentra empotrada en el piso. La caja fue «barreteada», la policía encontró la barreta utilizada, y se llevaron dinero en efectivo por más de 40.000 dólares.

«Sería mucho más dinero pero el cuidador no pudo especificar cuánto», indicó una fuente de la policía neuquina.

A los dólares se suman dos armas que estaban en la mesa de luz del dormitorio, un revólver largo calibre 22 y otro calibre 357.

A pesar del accionar policial, que se produjo por una denuncia de los vecinos, los ladrones no dudaron en volver esa misma noche. En esa ocasión los delincuentes sólo pudieron llevarse un estéreo de uno de los tres vehículos que se encuentran en la vivienda. Para escapar utilizaron el paredón de la casa de Laffitte.

Fue justamente la esposa del funcionario, que estando sola en la vivienda sintió ruidos e inmediatamente informó al comando y a su marido.

El hecho tomó tal magnitud que el gobernador se comunicó con el Jefe de la Policía, Juan Carlos Lepén, y el ministro del área quienes se allegaron al lugar para observar lo sucedido. Durante la noche hubo un móvil rondando la zona.

La policía investiga de oficio pero aguarda el arribo del empresario para obtener un detalle de lo robado. La causa caratulada como robo se encuentra en el Juzgado de Instrucción 2.


Comentarios


No dejaron ni las cámaras de seguridad