No se aprovechen

Los ciudadanos “ de a pie” presenciamos absortos los hechos de final de año que fueron eclipsados por el debate sobre el aborto, pero que de ninguna manera transcurrieron desapercibidos por lo escandalosos para el ciudadano común que sufre esta pandemia y las decisiones de sus legisladores nacionales y provinciales, en nuestro caso.


Durante el año las dos Cámaras -la “Honorable” Legislatura y el Concejo Deliberante han votado en contra de la Ley de Transparencia para los señores legisladores. Parecería que ellos, que son los que tienen que dar el ejemplo a la ciudadanía de honradez y transparencia, no están en condiciones de asumirlas y por lo tanto por las dudas las votaron en contra.
Esta actitud hace que todos los legisladores entren en un manto de sospecha respecto de honorabilidad, pudiendo cualquier delincuente ser representante de la ciudadanía en las Cámaras, quedando protegido frente a la ley, a diferencia de cualquier ciudadano común.


Ellos, que casi no han trabajado presencialmente durante el año pero que igualmente siguieron cobrando sus ingresos desproporcionados, no aportaron ni un céntimo de sus ingresos para la lucha contra la pandemia y además pidieron un aumento, mientras que la pobreza en nuestra querida Argentina llega al 40% y miles de personas quedan sin trabajo y cientos de empresas deben cerrar sus puertas ante la crisis económica producto, no de la pandemia, sino de las pésimas decisiones económicas de nuestro gobierno.


Como contrapartida, vemos a los médicos y personal auxiliar trabajando a destajo , con riesgo cierto de sus vidas y dando todo lo que pueden dar para honrar su Juramento Hipocrático, con riesgo también de sus familias y seres queridos, no teniendo días libres ni feriados por no dar abasto, pero eso sí. aunque trabajando en estas condiciones , sus ingresos son vergonzosos a diferencia de los señores legisladores, jueces y funcionarios de primer nivel, quienes no han querido donar o reclinar una parte sus ingresos desproporcionados para derivarlos al sector salud y así ayudar a luchar contra este flagelo, el Covid-19.


Estos señores legisladores, jueces y políticos también tienen su jubilación de privilegio, la cual se han votado, y esto le permite a la señora Vicepresidenta que cobre tres jubilaciones de privilegio millonarias y que además no pague el impuesto a las ganancias, mientras que los jubilados comunes que cobran una miseria, sí tienen que pagar ese impuesto.
Hasta cuándo los ciudadanos comunes seremos espectadores silenciosos y pacíficos frente a toda esta inequidad. Señores políticos no se aprovechen de las minorías silenciosas. Si Dios quiere, Dios y la Patria se los demandará en algún momento, a pesar de que para ustedes somos solo eso: ciudadanos comunes.

Dr. José Luis Antelo
DNI 4.417.250

Neuquén


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


No se aprovechen