Nómades digitales: los que trabajan desde cualquier lugar del mundo

Con el homeofice en crecimiento, cada vez son más los que buscan la manera de hacer su trabajo desde cualquier lugar del mundo, sin necesidad de estar en una oficina o cumpliendo horarios. Aquí, en Villa La Angostura, funciona un espacio que atrae a nómades.

Aprovechando las ventajas que ofrece el teletrabajo, son muchos los que ahora responden a sus correos electrónicos debajo de una palmera. Ya sean asalariados o autónomos, se calcula que hay millones de “nómadas digitales” en todo el mundo.
Aquí mismo, en Villa La Angostura, funciona AiEspacio Coworking Space, el primer desarrollo de este estilo de la villa, que además de un espacio de trabajo, funciona como una comunidad de miembros con acceso a espacios de coworking individuales y grupales, en plena cordillera neuquina.

“No solo somos un lugar de trabajo común en el que se comparten las instalaciones de una manera organizada, también se comparten saberes conocimientos y prácticas que favorecen la colaboración profesional, la incubación de proyectos, y el desarrollo de una comunidad de negocios y emprendimientos”, asegura Andres Abate, uno de los creadores y director de Aintegra y AiEspacio, que funcionan en la localidad cordillerana.


“La tecnología de comunicaciones y el acceso internet, así como el nomadismo digital y el trabajo remoto, son procesos y comportamientos preexistentes a la pandemia, el COVID-19 no ha hecho más que acelerar o culturizar tendencias preexistentes basadas en la posibilidad de que cualquier persona o cualquier empresa puedan localizarse donde consideren más conveniente y brindar servicios para cualquier persona o empresa alrededor del mundo”, agrega.
A esta parte de Neuquén, vino en el último tiempo mucha gente de Buenos Aires que teletrabaja; desarrolladores, diseñadores, empresarios, y equipos de trabajo.


En general, cuentan desde AiEspacio, “se trata de personas que trabajan para empresas de afuera, así que se habla mucho en inglés. Este año, por la pandemia, no hemos tenido extranjeros, pero en años anteriores, hemos tenido nómadas digitales que pueden viajar y trabajar a la vez de España, de Inglaterra, de los Estados Unidos, de Colombia”.
“De manera multigeneracional, los knowmads buscan la libertad que la conectividad les da, para no depender de un lugar para desempeñar su tarea diaria. A la vez, es posible que no la entienda como un “trabajo”, elige lo que le gusta hacer y lo lleva adelante como parte de su vida”, sostiene Marina Riva, consultora especializada en Gestión de Capital Humano en proyectos y empresas de tecnología, también desde Villa La Angostura

Y en el mundo…

Y en el mundo…
El número de estos nuevos tipos de aventureros, la mayoría de ellos jóvenes y que trabajan en campos relacionados con lo digital, es difícil de calcular, pero se cuentan por millones.
Steve King, analista de la empresa de investigación Emergent Research, estima que el número de nómadas digitales sólo en Estados Unidos era de 10,9 millones en 2020. Esto supone un 33% más que el año anterior. 
Al obligar a los empleados a trabajar desde sus casas, la pandemia de covid-19 ha seducido a muchos hacia este modo de vida, reservado durante mucho tiempo a los autónomos.

¿Qué buscan los que quieren trabajar desde otros lugares?. Buscamos “países donde las normas son más flexibles”, explica Arnaud Wilbrod, de 35 años, que aprovecha los “bares y restaurantes abiertos” de Tallin (Estonia) mientras continúa su actividad como editor de contenidos digitales. Y Básicamente que les cierren estas variables:

1.- Costo de vida: una buena relación calidad-precio es una de las claves para elegir sitios como nómada digital.

2.-Buena conexión a internet: esto es fundamental.

3.- Rincones agradables e inspiradores: un departamento agradable, buen internet, transporte, sí, pero además. el lugar debe tener atractivos para disfrutar de los días o ratos libres.

4.-Comunidad: para muchos nómadas digitales es muy interesante poder relacionarse con otras personas con un estilo de vida similar. Existen lugares para vivir como nómada digital conocidos por la cantidad de espacios de coworking, cafeterías o bibliotecas en los que reunirse.

5.-Seguridad: una de las claves para establecerse durante una temporada como nómada digital es sentirse seguro .

“Buenos turistas”


Denis Muniglia, 40 años y empleado de una compañía de seguros, considera que el teletrabajo es un “regalo del cielo”. Este francés ha tomado la costumbre de prolongar sus vacaciones gracias al teletrabajo, una vez en Bulgaria y otra en Malta.
El potencial económico de este fenómeno no ha escapado a los países, unos 15 de los cuales han facilitado la acogida de este nuevo tipo de turistas, explica el investigador Clement Marinos.
Son “buenos turistas porque tienen trabajo, así que no le quitan el trabajo a los locales, y generalmente ganan bien”, dice King. 
El verano pasado, Georgia introdujo un visado que permite a los trabajadores que ganan al menos 2.000 dólares al mes vivir allí durante un año. Aunque la situación sanitaria se ha deteriorado desde entonces, 787 nómadas digitales se han instalado allí.
No son muchos, pero el programa está dirigido principalmente a “atraer a visitantes con altos ingresos”, dice Tea Chanchibadze, portavoz de la administración nacional de turismo de Georgia. 


En Costa Rica se está preparando una ley para que los teletrabajadores con buenos ingresos puedan permanecer en el país más tiempo. “Somos uno de los países más conectados de América Latina”, afirma el ministro de Turismo, Gustavo Segura.
En Madeira (Portugal) se inauguró una aldea para nómadas digitales, la primera de este tipo en Europa, con un espacio de trabajo compartido y un centenar de teletrabajadores, alojados en unas 40 casas. Gonçalo Hall, el empresario que está detrás del proyecto, está convencido: “En términos de teletrabajo, no habrá vuelta atrás”.


¿Qué países ofrecen visados para nómadas digitales?:

En Europa: Croacia, Estonia, República Checa, Alemania, Portugal, Georgia o Noruega. Además, en todos los países de la Unión Europea existe la llamada Tarjeta Azul para los trabajadores altamente cualificados, al que se pueden acoger los ‘nómadas digitales’.

También cuentan con visados Argentina, Costa Rica, México Australia, Tailandia, Barbados, Bermudas y algunos estados de EE.UU, como Oklahoma, Vermont o Alabama.

Requisitos:

la legislación de cada país difiere, pero normalmente hay que solicitarlo en las embajadas o consulados y hay que demostrar la condición de nómada digital y la solvencia económica suficiente para mantenerse durante el tiempo de estadía. Hay que tener un pasaporte y aportar documentos que acrediten que es un trabajador en remoto.


SUSCRIBITE A QUEDATE EN CASA
Todos los días a las 19 para acompañar el final del día.

Comentarios


Nómades digitales: los que trabajan desde cualquier lugar del mundo