"Nos estábamos quemando, sentíamos pánico y no abrían celdas"

Estas palabras pertenecen a uno de los presos de la cárcel de Comayagua que se incendió hoy. Uno de los primeros bomberos en llegar indicó que la mayoría de los fallecidos se encontraban apilados en las celdas, lo que indicaba que no fueron abiertas.





#

Foto AFP

Honduras

Sobrevivientes y familiares de las víctimas de un incendio que podría haberse cobrado la vida a 356 reos en una cárcel hondureña acusaron hoy a las autoridades del centro de no abrir los portones de las celdas cuando las llamas destruían el edificio, provocando que la cantidad de muertes fuese mayor.

"Nos estábamos quemando, sentíamos pánico y más cuando no nos abrían las celdas", acusó un reo que fue trasladado al Hospital-Escuela de la capital, Tegucigalpa, para recibir atención por las quemaduras sufridas.

A pesar de los gritos de auxilio que lanzaron a los carceleros, "no nos abrían los portones hasta que llegó un enfermero y por fin logramos salir", explicó el recluso, que se identificó como Tiberio ante las cadenas radiales y televisivas.

"Sentíamos un gran miedo, nos estábamos quemando" y los guardias no nos asistían, explicó el recluso, que denunció que sólo se ordenó abrir las celdas cuando las llamas llegaron a un nivel alto.

Otros familiares indicaron a las cadenas radiales que las autoridades policiales que controlan el centro penal mantuvieron por largo tiempo encerrados a los reclusos, a pesar que las llamas se extendían y no podían ser controladas.

Uno de los primeros bomberos en llegar, Germán Ramos, indicó que la mayoría de los fallecidos se encontraban apilados en las celdas, lo que indicaba que no fueron abiertas.

El comisionado de los Derechos Humanos, Ramón Custodio López, indicó que el sistema carcelario hondureño se encuentra colapsado desde hace años, especialmente por su sobrepoblación. La cárcel de Comayagua opera bajo la modalidad de granja penal, de manera que los reos realizan trabajos agrícolas en el día y en la noche son recluidos en las celdas.

El incendio desatado a primera hora del miércoles podría haberse cobrado la vida de hasta 356 personas, según informaciones de Custodio, citado por la cadena radial "HRN". Hasta ahora, las autoridades policiales recuperaron 272 cuerpos.

DPA.-


Comentarios


"Nos estábamos quemando, sentíamos pánico y no abrían celdas"