"Nuestro sistema educativo de cada día"




Como padres, ciudadanos y personas con derecho a opinar, queremos contar en este espacio nuestras peripecias en el sistema educativo para que una de nuestras hijas, la mayor, pueda seguir en él y completar sus estudios. Hemos dirigido sendas cartas a quienes nos han dicho corresponde como responsables del hecho: Dirección Provincial del Nivel Inicial del Consejo Provincial de Educación y Dirección General de Distrito Nº 1 de dicho Consejo. Por razones de espacio no las transcribimos, pero deseamos compartir con la gente un problema que es de muchos.

Nuestra hija ha estado cursando 4º año en el CPEM Nº 25 de esta ciudad, ubicado en la zona de Alta Barda. Le fue mal en algunos cursos y quedó adeudando 3 materias, razón por la cual no pudo -como en el año anterior donde un decreto autorizaba a los alumnos de 3º año o con más de 15 materias- cursar llevándose hasta 3 materias y pasar al año siguiente, recursando las adeudadas llamadas "previas". Más allá de varias situaciones que no son las mejores con respecto al funcionamiento del sistema en general y de ese centro educativo en particular, detallados en las notas que mencionamos, nos resignamos al hecho de que los esfuerzos de nuestra hija, a pesar de haber asistido el verano entero a profesores particulares con el consiguiente gasto que eso nos implicara, no le alcanzaron (así lo dicen los profesores) para aprobar el año completo, por lo que concurrimos al establecimiento para proceder a su reinscripción para recursar el 4º año. Allí nos enteramos, al igual que otros padres, que los alumnos en la situación que detallamos tienen sólo acceso a recursar las materias desaprobadas y, si les va mal, rendirlas como una materia que se llevan, pero no así recursar el año completo como era la intención nuestra y como es lógico suponer al ser su primer traspié serio. La directora nos dijo en esa oportunidad que "la escuela no es una guardería" y que podíamos acceder a lo que se nos ofrecía o inscribirla en otro sitio, cuando todos sabemos las dificultades que eso conlleva para un alumno que recursa, más a esta altura del año y con la escasez de bancos que todos sabemos existe en la actualidad.

¿Cómo es posible que la responsable de un establecimiento se tome la libertad de decidir cuándo y cómo un alumno pierde su banco en una escuela y decidir de ese modo también sobre su futuro? ¿Desde cuándo los alumnos que fracasan en un año escolar deben irse con sus "petates" a otra parte así como así? Muy bien, nuestra hija no se ha esforzado lo suficiente; estamos dispuestos a contenerla y ayudarla para que lo logre. Deseamos que culmine sus estudios. Nos estamos sacrificando para ello. ¿Y el sistema? ¿Dónde está el derecho a la educación de que se habla en tantos sitios, entre ellos nuestra Constitución, si en lugar de promover situaciones y estrategias para que los jóvenes continúen en el sistema y concluyan sus estudios se les facilita deambular en horas ociosas y probablemente abandonar el colegio?

Señores, señoras, políticos,autoridades, directivos, docentes y alumnos, seamos conscientes de lo que nos corresponde a cada uno. Hagamos un análisis de conciencia y observemos en qué estamos convirtiendo a la sociedad al permitir este tipo de "manejos" que sólo facilitan las tareas curriculares, tal vez, pero denigran e incluso violentan los derechos de los ciudadanos. Con una mano en el corazón, o ambas, mejor: ¿qué estamos haciendo para construir un país mejor con ciudadanos capaces y preparados para un futuro que los beneficie a ellos y al resto? ¿Decirles que la escuela no es una guardería? La escuela es una institución dedicada a la enseñanza y preparación del ser humano para la vida, junto con otras instituciones y la familia, obviamente. Pero ¿qué hacemos la familia, los padres, cuando se nos cierra la puerta en la cara con un "arréglese como pueda"? De este modo, ¿a cuántos años luz estamos de ser un país desarrollado? No queremos ni pensarlo.

Adriana Lamela, DNI 14.346.661

Carlos Padua, DNI 14.288.833 - Neuquén


Comentarios


«Nuestro sistema educativo de cada día»