Nueva terminal en Allen: la demolición llegó al 50%

Personal del Ejército ya derribó gran parte del Corralón Municipal. Allí se emplazará una estación de 700 m2.




Aproximadamente el 50% del edificio del ex Corralón Municipal de Allen ya fue destruido por el personal de Ejército Argentino, según informaron desde el municipio. Allí se construirá la terminal de colectivos de la ciudad.
Si bien la exintendenta, Sabina Costa, quería reciclar este inmueble -donde funcionó también la antigua usina para la obra- el nuevo proyecto no contemplaba esa posibilidad.

Los trabajos de demolición comenzaron el 27 del mes pasado luego de que la actual jefa comunal, Liliana Martín, firmara un convenio con el teniente coronel Carlos Fernández Boggio, del Batallón de Ingenieros de Montaña N°6 de la Guarnición del Ejército Argentino asentada en Neuquén.
Desde el Municipio se prevé que las tareas se extenderán hasta finales del mes que viene.

La terminal de ómnibus ha sido una obra con idas y vueltas en Allen. Costa había presentado una maqueta y se contemplaba reciclar el edificio de la antigua usina, ubicado sobre el acceso Martín Fierro, a una cuadra de la rotonda de acceso por Ruta 65.
Pero la actual intendenta que integró el gobierno de Costa, decidió el año pasado empezar desde cero, y anunció luego un concurso que llevaría a cabo el Colegio de Arquitectos, para definir un nuevo proyecto.

En noviembre finalizó el Concurso Regional de Anteproyectos Terminal de Ómnibus Allen y los ganadores fueron los arquitectos Miguel Ángel Buscazzo; Celeste Ailén Cid y Joel Germán Curihuinca.
La propuesta comprende dos etapas: la primera es para el edificio de la terminal, con los boxes para las empresas, siete dársenas y el hall de espera.

Luego está previsto construir una confitería externa con locales comerciales, pero será más adelante, ya que aún no están definidos esos fondos.
La estructura tendrá unos 700 metros cuadrados de superficie. Adelante de la terminal se construirá un espacio de recreación para que la gente pueda caminar y descansar mientras espera el colectivo.

Desde la Secretaría de planeamiento de la Municipalidad de Allen informaron ayer que las tareas de demolición del edificio del ex Corralón vienen a muy buen ritmo y casi alcanzaron el 50%. “Les queda todo el movimiento de suelos, que no es poco”, detallaron.
En cuanto al presupuesto para la obra de la terminal, son $65 millones, de los cuales 40 millones provienen del convenio con YPF por nuevas inversiones para la Estación Fernández Oro hasta el 2022. Los otros 25 millones serán fondos municipales.


Comentarios


Nueva terminal en Allen: la demolición llegó al 50%