#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Nuevas medidas de remediación para derrames de petróleo

El Codema ordenó el uso de mantas orgánicas



VIEDMA (AV)- Los accidentes ambientales por los que teme la población contarán con una batería de nuevas medidas. Según lo dispuso el Consejo Provincial de Ecología y Medio Ambiente (Codema), en el transcurso de operaciones de extracción hidrocarburífera que realicen empresas petroleras deberán colocar mantas orgánicas que eviten el riesgo de derrame.

La resolución Nº 233 emitida por el organismo de protección ambiental prevé que las empresas utilicen esta tecnología de protección en todos aquellos sitios que, por sus características ambientales, sea necesaria una prevención mayor por su entorno o porque el riesgo así lo aconseje.

La decisión se tomó al valorar que el decreto Nº 452 emitido en el año 2005 establece pautas generales de protección ambiental vinculadas al procedimiento a seguir con relación a los eventuales derrames durante las operaciones petroleras y las obligaciones que emergen de las responsabilidades de los operadores en este tipo de procedimiento.

 

Obligaciones

 

En su articulado el decreto citado establece la obligación por parte de los sujetos de extremar las exigencias para que existan condiciones de trabajo y equipamiento adecuado durante las operaciones de perforación y extracción.

Los argumentos que derivaron en la citada resolución describen que el desarrollo de la actividad petrolera extractiva lleva aparejada mayor investigación y tecnología haciendo que existan sistemas de contención de derrames como son las mantas orgánicas que impiden la contaminación del suelo.

Se indicó que en la provincia, el Estado atiende en forma prioritaria e integrada las causas y las fuentes de los problemas ambientales, protege y preserva la integridad del ambiente, el uso y administración racional de los recursos naturales, planifica el aprovechamiento racional y debe dictar la legislación destinada a prevenir y controlar los factores de deterioro ambiental imponiendo las sanciones correspondientes.

Entre las tareas concretas que viene exigiendo el organismo ambiental es el saneamiento de manaderos de la cuenca del Ñirihuau, una vieja exploración que perteneció a YPF unos 60 años atrás.

Si bien la cuenca tiene la posibilidad de volver a ser explorada por medio de una propuesta de Repsol, el Codema acordó con los pobladores de esa zona Andina realizar tareas de contención y saneamiento.

Los trabajos se realizaron mediante la contratación de la empresa Geociencia que colocó sifones y pequeños tanques para cerrar herméticamente toda posibilidad de que algunas filtraciones lleguen a los arroyos de esa zona.

Las tareas fueron supervisadas por personal del Departamento Provincial de Aguas (DPA), y de acuerdo a los informes oficiales se tomaron tres muestras de agua en los cursos que determinaron que no se habían producido registros de contaminación.


Comentarios


Nuevas medidas de remediación para derrames de petróleo